Economía

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

Del televisor de tubo a las pantallas planas, del teléfono móvil al smartphone y del coche analógico al digital. Al igual que ha sucedido con los productos de electrónica de consumo, el automóvil también ha evolucionado. Y la clave del cambio está en Internet, que ha permitido a los vehículos acceder al universo online y sus múltiples posibilidades, que pueden reforzar el confort, la seguridad, la eficiencia, el sentido práctico y hasta la fluidez de la circulación. Estos son los avances más llamativos.

Comunicación entre vehículos

Un día cualquiera en la ciudad. Un conductor va a girar a la derecha y no ve que un peatón está cruzando por el paso de peatones. Para evitar situaciones de riesgo, otro coche, que sí ve al viandante porque está detenido esperando a que cruce, manda un aviso a la nube y de allí se rebota al primer vehículo para alertarle. Esta es una de las últimas innovaciones basadas en la conectividad del automóvil, un avance pensado para potenciar la seguridad y que convierte a cada modelo en una especie de repetidor telefónico, que comparte información con el resto del tráfico y también con las infraestructuras (semáforos, cámaras…).

La propuesta serviría también, por ejemplo, para advertir a los coches que se acerquen a un accidente en la autopista, o que se aproximen a una curva con hielo en una carretera secundaria. Y ya está en funcionamiento, aunque alcanzará toda su magnitud con el despliegue de las redes 5G, que cubrirán gran parte de Europa a finales de este año.

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

Volkswagen (VW) es uno de los fabricantes que ofrecen esta nueva solución, denominada Car2X y que podría reducir los accidentes al mínimo. Estará disponible en el Golf 8, la última entrega del mítico modelo compacto de la marca (acaba de iniciar su comercialización en España), y también en los próximos automóviles que se lancen, como la nueva gama ID de eléctricos.

Trabaja con un radio de acción de 800 metros alrededor del coche, y registra la información de averías, accidentes, atascos, obras y otras incidencias que se produzcan en el área cercana y puedan alterar la seguridad de circulación. El conductor visualiza los avisos recibidos en la instrumentación o en la pantalla central del vehículo.

Varias marcas, VW incluida, ensayan también una comunicación de los coches con los semáforos. Esta alternativa permitirá al conductor adaptar su velocidad para tratar de enlazar todos los que pueda en verde y, así, se podrían reducir tanto las retenciones como el consumo del coche, y mejorar la eficiencia de los desplazamientos. Dentro del vehículo se muestra el tiempo que le resta a cada indicador luminoso para pasar de verde a rojo, o viceversa.

Llave digital

Otra función interesante. El mando físico del coche se complementa con una llave digital que se lleva en el móvil y puede enviarse como un mensaje a un amigo o familiar para prestarle el vehículo. Y el mismo principio sirve también para las flotas de alquiler, ahorrando al usuario tener que acudir al mostrador de la compañía a realizar el papeleo y recoger la llave tradicional.

Por el momento solo funciona con terminales Android (Samsung…), pero se espera ofrecer compatibilidad con móviles iOS (iPhone…) a corto plazo. Para activar esta y otras funciones que se detallan a continuación, hay que darse de alta en el ecosistema digital de la marca (Volkswagen We) y, a través de aplicaciones o apps, acceder a la funcionalidad correspondiente.

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

El móvil, como mando a distancia

También a través del móvil, y de su app correspondiente, el usuario puede comprobar a distancia si ha dejado el coche cerrado (y abrirlo y cerrarlo desde el teléfono), que carburante queda en el depósito e, incluso, localizarlo en el aparcamiento, por si no recuerda dónde lo aparcó. Alternativas prácticas.

Además, en vehículos eléctricos, se puede utilizar esta funcionalidad para programar la recarga, y que el coche se conecte solo a la red en horario nocturno, aprovechando las tarifas valle, que salen más económicas, y también encender la calefacción 10 minutos antes de salir de casa, para aclimatar el automóvil sin gastar sus baterías, utilizando la energía doméstica.

Órdenes orales y Alexa

El control por voz también avanza gracias a la conectividad, consecuencia de los progresos logrados en software y aprendizaje digital, y permite una comunicación con el coche más fluida, aunque de momento solo sirve para manejar el navegador y el climatizador. Pero ya se le puede hablar al vehículo con frases más naturales que hasta ahora, como “llévame a…”, y el coche conectará el navegador para guiar hasta el destino, o “tengo frío”, y subirá la calefacción.

Los asistentes virtuales, que funcionan como un copiloto electrónico, son otra ventaja de la nueva era digital del automóvil, y el siguiente paso en la evolución. Y el nuevo Golf ya integra a Alexa, el asistente de Amazon, que servirá de enlace para acceder a información y servicios disponibles en la red.

Navegadores en tiempo real

Hasta ahora, el navegador de casi cualquier smartphone resultaba más operativo que el de muchos automóviles, porque la conexión permanente a Internet le otorga al terminal actualizaciones al minuto y permite que responda mejor ante ciertos imprevistos, como buscar rutas alternativas para evitar atascos o accidentes. Pero ya no.

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

Esta misma conexión continúa ha llegado ya a los coches, con las mismas ventajas que en los móviles, y suma, igual que en el teléfono, las actualizaciones OTA (Over The Air, por el aire en inglés), que permiten actualizar los mapas del navegador sin tener que acudir al concesionario. Y, aparte de direcciones (una calle, por ejemplo) se pueden introducir también otros criterios de búsqueda, como el nombre de un restaurante, y que el GPS lleve directamente a su localización.

Los paquetes, en el maletero

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

Lo último. VW y Nacex trabajan para ofrecer el primer servicio de entrega de paquetería en el maletero del coche de España. El usuario autoriza a que se abra su automóvil de forma remota e indica un horario aproximado. Los repartidores localizarán el vehículo vía GPS, y tendrán 30 segundos para abrir el maletero y dejar el pedido. Y después comprobarán que quede cerrado, aunque por seguridad, VW realizará un segundo chequeo. Una nueva alternativa para cuando no hay nadie en casa que pueda recoger el paquete, o para no tener que perder la mañana o la tarde esperando a que aparezca el repartidor..

Realidad aumentada

Así son los ‘smartphones’ con ruedas

La conectividad a un nivel superior. Es lo que ofrecerá el ID.3, el primer coche eléctrico de la nueva familia de modelos de baterías de Volkswagen (VW). Recogerá todas las funciones descritas y sumará otras como la realidad aumentada, que se utilizará para mejorar las indicaciones del navegador (en la fotografía), entre otras cosas. Pero este modelo será el primero de VW que ofrecerá piloto automático completo (hacia 2022), lo que exige unas capacidades informáticas y de comunicación muy sofisticadas. Por ello, y aunque la marca todavía no concreta más detalles, se espera una pequeña revolución, que podría abarcar desde el reconocimiento facial de los estados de ánimo del conductor, y la adaptación de la mecánica en consecuencia, a la proyección de hologramas para manejar ciertas funciones, que serían como el equivalente en 3D de los iconos de un móvil.

Similar Posts

Leave a Reply