Culturas

Hora de volver a los clásicos

Desde hace unos años, la avalancha de series es tal que a menudo es fácil dejar pasar algunas de las joyas que nos tiene reservadas la ficción televisiva. Sencillamente, el espectador medio no tiene tanto tiempo para devorar todos los contenidos que las plataformas y las cadenas de televisión producen anualmente. El confinamiento en los hogares, impuesto para tratar de frenar el avance del coronavirus, puede ser una buena oportunidad para volver a aquellas ficciones clásicas que se nos escaparon o, llegado el caso, para revisitarlas. Aquí va una selección de diez clásicos que deberías ver al menos una vez en la vida.

Amazon, Netflix, HBO

Friends (1994-2004)

Los protagonistas de 'Friends'.

Los protagonistas de ‘Friends’.

10 temporadas, 236 episodios, 79 horas. A falta de ‘Seinfeld’, que desapareció recientemente de Amazon Prime Video, siempre estará bien dejarse caer por ‘Friends’. Es casi imposible que el espectador no haya visto alguno de sus 236 episodios, pero más raro es que se haya visto la serie al completo. Las andanzas de Monica, Rachel, Chandler, Ross, Phoebe y Joey en la Manhattan de los noventa son tan queridas que las plataformas siguen pagando una burrada por sus derechos de emisión. Perfecta para olvidarse de la triste realidad de ahí fuera.

HBO

Los Soprano (1999-2007)

James Gandolfini, en 'Los Soprano'.

James Gandolfini, en ‘Los Soprano’.

6 temporadas, 86 episodios, 72 horas. Posiblemente no haya habido mejor y más completo retrato de la mafia nunca. Porque ‘Los Soprano’ continúa allí donde acaban las películas de Scorsese y, más allá de mostrar los turbios negocios en los que anda metido Tony (James Gandolfini), se introduce hasta la cocina en el ámbito doméstico de esta familia de Nueva Jersey. De cocción lenta y con una colección de personajes sencillamente genial, a veces puede parecer que la serie de David Chase se ha quedado antigua, especialmente por una fotografía más televisiva que cinematográfica, pero no ha perdido nada de fuerza. Fue remasterizada hace unos años y muy bien adaptada al formato panorámico. 

HBO

A dos metros bajo tierra (2001-2005)

5 temporadas, 63 episodios, 63 horas. Alan Ball desarrolló aquí una ficción de un humor negrísimo que se adentra en las vicisitudes de los miembros de una peculiar familia de Los Ángeles, responsable de una empresa funeraria. Con un catálogo de personajes a cada cual más excéntrico -de aquí salió Michael C. Hall, que luego daría vida a Dexter en la ficción homónima-, la serie cuenta con uno de los finales más apreciados de la industria televisiva.

HBO

The Wire (2002-2008)

5 temporadas, 60 episodios, 60 horas. No es fácil acercarse ahora a ‘The Wire’. La serie creada por David Simon es muy deudora de las formas de los 90. Rodada en formato 4:3, antes de que fuera remasterizada era sucia y abrupta, pero lo cierto es que aquel tono iba como anillo al dedo a una serie que abordaba los bajos fondos de Baltimore: desde el tráfico de drogas hasta la corrupción política y policial, pasando por la educación. Tenía lógica, Simon fue durante años reportero de la crónica negra de la ciudad. Realista y grotesca, personajes como Jimmy McNolty, William Bunk u Omar son ya, por derecho propio, historia de la televisión. 

Amazon

House (2004-2012)

8 temporadas, 177 episodios, 133 horas. Había que meter en este listado una serie procedimental, una de esas ficciones en las que cada capítulo se centra en un caso y es autoconclusivo, y qué mejor que ‘House’. La serie protagonizada por Hugh Laurie adapta las aventuras de Sherlock Holmes al mundo de la medicina y, si bien resulta algo reiterativa, resulta difícil resistirse al magnetismo del doctor, con unas líneas de diálogo brillantes.

Amazon

The Office (2005-2013)

John Krasinski, Rainn Wilson y Steve Carell.

John Krasinski, Rainn Wilson y Steve Carell.

9 temporadas, 201 episodios, 74 horas. Este mockumentary -falso documental, en clave de comedia- es la adaptación estadounidense de la serie británica homónima, creada por Ricky Gervais y Stephan Merchant. Fue todo un éxito. La serie pone el foco en una empresa de venta de papel llamada Dunder Mifflin que lidera Michael Scott, un jefe mezquino, envidioso y, a la vez, entrañable, al que da vida un soberbio Steve Carell, que abandonaría la ficción en las últimas temporadas. Jenna Fischer, John Krasinski o Rainn Wilson se hicieron mundialmente conocidos aquí. Si ya la ha visto puede probar con ‘Parks and Recreations’ -del mismo estilo pero ambientada en el área de parques de un ayuntamiento-, ‘Veep’ o ‘Community’.

Netflix

Breaking Bad (2008-2013)

Walter White y Jesse Pinkman, cocinando en 'Breaking Bad'.

Walter White y Jesse Pinkman, cocinando en ‘Breaking Bad’.

5 temporadas, 62 episodios, 47 horas. Inspirado en una historia real, Vince Gilligan desarrolló ‘Breaking Bad’. En ella, Bryan Cranston daba vida a Walter White, un profesor de Química de Albuquerque al que le notifican un cáncer de pulmón terminal. Empeñado en dejar a su familia los suficientes ahorros, decide empezar a cocinar metanfetamina junto a Jesse Pinkman (Aaron Paul), uno de sus antiguos estudiantes. A medida que las tramas se desarrollan, el espectador es testigo de la conversión de White en un villano aterrador, lleno de matices y claroscuros, y de la destrucción de sus relaciones con el pupilo y su esposa, Skyler (Anna Gunn). Con un gran ritmo y unos actores enormes, la serie experimentó en su apartado visual una mejora brutal temporada a temporada. Ha dado lugar a un ‘spin-off’, ‘Better Call Saul’ y a una película, ‘El camino’, que cierra el arco argumental de Jesse.

Amazon

The Good Wife (2009-2016)

7 temporadas, 156 episodios, 117 horas. Faltaba una de abogados y optamos por la que protagoniza Julianna Margulies, una procedimental con algo más de enjundia. La ficción comienza cuando Alicia Florrick debe rehacer su vida tras ser humillada en público por su esposo, un importante político al que se le ha pillado en un escándalo sexual. La mujer reanudará su trabajo de abogada en un prestigioso bufete, procurando que sus hijos se mantengan al margen de lo sucedido.

HBO

Juego de tronos (2011-2019

Sean Bean, en 'Juego de tronos'.

Sean Bean, en ‘Juego de tronos’.

8 temporadas, 73 episodios, 79 horas. ¿Que no ha visto la serie de la que millones de personas no han dejado de hablar hasta el año pasado? Pues es un buen momento para dejarse llevar por la adaptación de ‘Canción de hielo y fuego’ para la HBO. Si bien el final no dejó un buen sabor de boca a todos sus seguidores, lo cierto es que la ficción no solo ha llevado las batallas masivas a la televisión, sino que a través de sus desarrolladas tramas palaciegas y las escenas de sexo y violencia ha conformado un intenso e interesante viaje cuyo éxito será dífícil de replicar.    

Netflix

South Park (1997-presente)

Cartman, Kenny, Kyle y Stan, de 'South Park'.

Cartman, Kenny, Kyle y Stan, de ‘South Park’.

23 temporadas, 307 episodios, 154 horas. Irreverente, grosera, pero mucho mucho más inteligente de lo que la gente cree. No está la serie al completo -son 23 temporadas y 307 episodios, todos ellos disponibles gratis, en inglés, en Comedy Central-, pero Netflix sí cuenta con cinco temporadas, una de ellas de los mejores episodios, y puede ser una buena forma de adentrarse en el universo ‘South Park’, que desde 1997 lleva haciendo crítica, escarnio, mofa y befa de una sociedad borrega, adicta a las modas y profundamente estúpida.

Similar Posts

Leave a Reply