Las noticias

La Policía detiene en Zamora a ‘El Fontanero’, un histórico traficante de armas

Las armas incautadas por la Policía Nacional en Zamora.Las armas incautadas por la Policía Nacional en Zamora./ POLICÍA (Europa Press)

Una macroinvestigación de Interpol puso de nuevo a R. S., conocido como El Fontanero, en el objetivo de los agentes de la comisaría general de Información de la Policía Nacional y volvieron a detenerlo el pasado jueves en su piso de Zamora. “En 60 metros cuadrados tenía 24 lanzagranadas y 70 armas, entre cortas y largas, desperdigadas por toda la casa”, cuenta uno de los investigadores.

En total, entre su casa y otros locales, le incautaron un arsenal de 26 lanzagranadas, 37 armas largas —incluyendo fusiles, subfusiles, rifles, carabinas y escopetas—, 70 armas cortas, numerosos proyectiles, granadas y piezas fundamentales para distintas armas, señala la nota policial. Además, de un buen número de potentes explosivos: “Pentrita y TNT, que son ultrarompedores”, detalla un agente.

El Fontanero, de 50 años, a quien llaman así por su habilidad de reactivar armas detonadoras o acústicas (solo producen sonido), venía dedicándose al tráfico de armas desde hace más de una década. En los archivos policiales hay huellas suyas desde 2008. Entonces fue detenido y condenado por su participación en un red dedicada a la reactivación de armas de fuego liderada por el propietario de una armería en Palma de Mallorca, señala el comunicado policial. Él era una cliente habitual de ese local de la capital balear “utilizado por el entramado criminal para comprar armas inutilizadas que, posteriormente, eran reactivadas y convertidas en armas de fuego reales y vendidas en el mercado negro”, añade la nota. En los registros realizados entonces también se incautaron un enorme depósito de armas y municiones.

Las investigaciones sobre este tipo de armas se intensificaron tras los atentados de Charlie Hebdo, en 2015, cuando se comprobó que las armas de los terroristas no eran de la delincuencia organizada si no que provenían del coleccionismo militar.

En esta ocasión una macrooperación de Interpol contra el tráfico de armas procedente de los Balcanes mostró el camino hasta El Fontanero. En ella participaron policías de 30 países y distintas agencias policiales —entre ellas Interpol y Frontex—. Fueron arrestadas 175 personas e incautadas 51 armas de fuego. Fue en el desarrollo de esa investigación cuando los agentes constataron que una persona residente en Zamora estaba enviando piezas por correo posta a uno de los investigados.

Posteriormente, el seguimiento de El Fontanero, confirmó que mantuvo relaciones comerciales con los miembros del grupo criminal desarticulado en enero de 2017 en la llamada operación Portu, “una de las más importantes de la historia reciente contra el tráfico ilícito de armas en España”, según señala la nota policial. En aquella ocasión se incautaron más de 10.000 armas de guerra en varios arsenales repartidos entre Bizkaia, Girona y Cantabria.

En el desarrollo de la investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número dos de Zamora, que ha decretado el ingreso en prisión sin fianza del arrestado, se pudo comprobar que mantenía estrechas relaciones con el ampa zamorana. En concreto, con dos grupos de traficantes de drogas de la periferia de la ciudad, donde presumiblemente podría comprar la droga que consumía y vender material. En las redadas realizadas por la Policía en esos barrios del extrarradio zamorano, se hallaron cartuchos del 9 corto, de los que El Fontanero tenía 3.000.

Similar Posts

Leave a Reply