Las noticias

Los números del coronavirus: aplanar la curva y el dilema entre mitigar o suprimir

¡Buenos días! Vuelvo a escribiros con más números del coronavirus, que está monopolizando mi trabajo (y mi interés) en estas semanas. Hoy me detengo en las dos grandes incógnitas que veo ahora mismo.

📈 1. La incógnita a corto plazo: ¿se aplana la curva?

Lo básico: En España el virus está en fase de crecimiento exponencial y los casos siguen multiplicándose. Pero se han tomado medidas extraordinarias que frenarán la transmisión en algún momento. La pregunta es cuándo.

Este es el aspecto de la curva, en escala lineal y logarítmica (aquí se actualiza cada día):

Cifras de casos confirmados.Cifras de casos confirmados.

¿Se está frenando ya? El ritmo de expansión se ha ralentizado en los últimos 3 ó 4 días… pero cuidado. Es posible que este primer aplanamiento sea artificial y no un reflejo del ritmo de la enfermedad. El problema es que en las primeras fases del brote se mezclan dos dinámicas: el ritmo real de contagios y el ritmo de los test. Cuando las pruebas se disparan al principio, se detectan casos antiguos (stock) y ese afloramiento produce un pico irreal que ahora se estaría acabando.

  • Por qué esta sospecha: El brote en España parece demasiado rápido. El número reproductivo de Covid se estima en 2 ó 3, pero en España (asumiendo 7 días entre contagios), ese número es superior a 3.

A este efecto se suma un problema de medición. Las comunidades autónomas han dejado de testar y contabilizar a personas con síntomas leves de Covid, pese a las recomendaciones de las OMS, lo que puede provocar un aparente aplanamiento de la curva. Como cuenta Pablo Linde, eso explica seguramente que este martes el número de fallecidos creciese un 43% y los casos apenas un 17%.

📉 2. ¿Cuándo sabremos si el brote se frena?

La clave nos la dará la curva logarítmica. Mientras los casos confirmados sigan una línea recta con pendiente positiva, el crecimiento seguirá siendo exponencial y los casos se multiplicarán cada cierto tiempo.

Cifras de casos confirmados en España (escala logarítmica).Cifras de casos confirmados en España (escala logarítmica).

La buena noticia llegará… cuando la pendiente de esa curva tienda a aplanarse cada día, dejando de ser una línea recta. Entonces la epidemia estará apagándose, como vemos en Corea del Sur.

Cifras de casos confirmados en Corea del Sur.Cifras de casos confirmados en Corea del Sur.

La confirmación vendrá de las cifras de muertes. Para estar seguro de que el brote se frena debemos fijarnos también en las curvas de hospitalizaciones o de muertes. Así confirmamos que el aplanamiento se debe a la evolución de las infecciones y que no es un espejismo porque hayan dejado de hacerse test. Ese gráfico también lo tenéis en nuestra pieza actualizado cada día. Se interpreta igual que el anterior: el brote se frenará cuando veamos un aplanamiento sostenido de la curva logarítmica.

Cifras de muertos en cada país (escala logarítmica).Cifras de muertos en cada país (escala logarítmica).
  • PS. No dejemos de contar casos. No deberíamos renunciar a medir los casos confirmados con la mejor precisión posible, porque la curva de fallecidos también tiene sus inconvenientes. El mayor es que las muertes son una señal que llega con retraso: son un reflejo de los infectados que había hace dos o tres semanas.

Datos actualizados. Aquí podéis ver las curvas de España y las CC AA renovadas cada día.

🧼 3. El dilema a medio plazo: mitigar o suprimir

Lo básico: Para enfrentar la epidemia de coronavirus parece haber dos estrategias fundamentales: mitigar y suprimir (I). Elegir entre esas alternativas es la decisión que enfrentan los gobiernos de medio mundo.

  • Mitigar consiste en frenar el brote epidémico sin pararlo necesariamente, para reducir el pico de demanda de los hospitales y lograr que absorban los enfermos graves en todo momento. Mucha gente enfermará, pero los curados serán inmunes (al menos un tiempo) y su existencia reducirá el potencial contagioso del virus.
  • Suprimir consiste en detener el crecimiento epidémico, evitando muchos contagios para reducir los casos a niveles muy bajos y luego mantener esa situación hasta que exista vacuna o tratamiento.

¿Qué está haciendo cada país? No está claro cuál es el plan de países europeos como España, Italia o Francia, porque al principio las dos estrategias se parecen: ambas empiezan frenando el brote. En el Reino Unido podrían estar pensando en mitigar, mientras que muchos países asiáticos apostaron desde el principio por suprimir. Es lo que vemos en China y Corea del Sur, pero también en Singapur o Hong Kong, donde se han tomado medidas extremas para mantener sus brotes controlados.

  • Dato random. En Singapur están rastreando los casos uno a uno, con número: por eso sabemos que el paciente 217 es un español de 22 años, residente allí, que pasó del 9 al 13 de marzo en España. En Singapur hay 228 confirmados y ningún muerto.
Soldados coreanos con trajes de protección.Soldados coreanos con trajes de protección. C. Sung-Jun Getty

🤔 4. Un dilema genuino

Este lunes se publicó un informe de Imperial College tremendamente pesimista con las dos estrategias. Basándose en simulaciones para el Reino Unido y Estados Unidos, el informe se decanta por suprimir como “única estrategia viable”, aunque recuerda que podría no funcionar: “Nunca se ha intentado una intervención de salud pública durante tanto tiempo y con efectos tan disruptivos para la sociedad”.

Creen que suprimir el brote exigirá medidas drásticas durante meses. Habría que imponer distancia social a toda la población, aislar a los infectados, poner en cuarentena sus hogares y quizás cerrar las escuelas. Todo eso “hasta que exista una vacuna”. De lo contrario la transmisión rebrotará.

  • Es la situación de Wuhan. Allí han frenado el virus con medidas extremas, ¿pero cuándo levantarlas? “La expansión del virus volverá cuando vuelva el contacto social”, explica Marc Lipsitch. “El número de infectados en Wuhan no está ni cerca del número que debería infectarse para conseguir la ‘inmunidad de rebaño’ necesaria para que la infección no se transmita con interacciones sociales normales”.

Pero el estudio dice que mitigar sería peor. Estiman que el pico de casos simultáneo se reduciría a una tercera parte con medidas más suaves (como aislar a las personas sospechosas de estar infectadas, poner sus hogares en cuarentena y proteger a personas mayores). Pero eso no evitaría saturar los hospitales (“se excedería el número de camas UCI en ocho veces”) y dejaría millones de muertos: “aunque todos los pacientes pudiesen ser tratados, predecimos que habría del orden de 250.000 muertos en el Reino Unido y más de un millón en Estados Unidos”.

Un poco de optimismo: mejorar rastreo. Es posible que la vacuna llegue antes o que el verano frene el ritmo del virus por un tiempo. Pero lo más prometedor para mejorar la supresión es otra cosa: encontrar formas eficaces de rastrear. El objetivo es localizar muy deprisa a los contactos de un infectado e imponerles cuarentenas. Es lo que ha funcionado en Hong Kong, Singapur o Corea.

  • Adam Kucharski, de la London School of Hygiene and Tropical Medicine, cree que “mejorar de forma masiva el test y rastreo de contactos es necesario para evitar un ciclo indefinido de confinamientos”. Y este estudio dice que es viable.
  • La tecnología puede ayudar. Este trabajo del equipo de Christopher Fraser, de Oxford, dice que los métodos de rastreo tradicionales son demasiado lentos. Pero propone usar una aplicación de móvil que vaya registrando nuestros contactos en casa, en el trabajo y en el metro: “si una persona es verificada como infectada, sus contactos son inmediatamente notificados”.
Esquema de la aplicación. Fuente: Esquema de la aplicación. Fuente: “Sustainable containment of COVID-19 using smartphones in China”.

✏️ 5. Para seguir informado

¿Nos ayudas? Reenvía esta newsletter a amigos y conocidos, o diles que pueden apuntarse aquí. Puedes escribirme con ideas, sugerencias, quejas y pista en: kllaneras@elpais.es. 📬

Similar Posts

Leave a Reply