Lo más visto

Así evoluciona la curva del coronavirus en Colombia, México, Chile, Brasil y el resto de Latinoamérica

El coronavirus está en fase de crecimiento exponencial en muchos países. En Chile los casos se han doblado en dos días, igual que Brasil, Perú y Colombia. La clave ahora es ver cómo evoluciona la curva de confirmados y de muertos: ¿crecerán de forma acelerada o se frenarán?

Aquí puedes ver la evolución de casos confirmados en los países que han registrado al menos 20 casos en un día:

El gráfico compara el ritmo de la epidemia en todos los países de Lationamérica que han registrado al menos 20 confirmados desde el inicio de cada brote. La escala puede elegirse natural o logarítmica (donde la distancia de 1 a 10 es igual que de 10 a 100). Pero la segunda captura mejor la naturaleza de una epidemia: se multiplica.

En España y Corea del Sur crecieron con ritmo parecido al principio. Pero su evolución después demuestra que el futuro de cada país puede ser diferente: mientras que en España las infecciones siguen acelerándose, en el país asiático se están frenando. Si la curva de un país sigue una línea recta en el gráfico logarítmico, sabemos que los enfermos se duplican periódicamente. En el caso de España, por ejemplo, donde las medidas de confinamiento todavía no se aprecian. En el de Corea, en cambio, la pendiente es cada vez menor y las infecciones se ha ralentizado.

Es importante entender que hablamos de casos confirmados. Estamos midiendo dos fenómenos al mismo tiempo: el aumento real de infectados en cada país y la capacidad de detectarlos por parte de sus autoridades. Al principio de un brote ha sido habitual que se produjese un pico temporal en los casos confirmados al acelerarse el ritmo de los test.

Los brotes en cada país

Brasil es el país de Latinoamérica que registra más infecciones por coronavirus. Pero el ritmo al que crecen los casos es, de momento, similar en muchos países: las curvas son una línea recta en escala logarítmica.

Casos confirmados. En España y resto de países (escala logarítmica)

Los tiempos de duplicación

El gráfico siguiente mide el ritmo de los brotes en cada país. Para hacerlo usamos lo que se conoce como “tiempo de duplicación”. Es decir, cada cuántos días se está duplicando el número de casos confirmados. Es un dato que puede oscilar al principio, pero que parece ir convergiendo a una cifra alrededor de los tres días. Mientras la epidemia crezca a esa velocidad, eso significa que si un sábado hay 4.000 casos, debemos esperar unos 8.000 para el martes y 16.000 el próximo fin de semana.

Tiempo de duplicación. Cuántos días tardan los casos confirmados en duplicarse en cada país

Reducir la transmisión del virus

El tiempo de duplicación no es inamovible. Un virus tiene un potencial contagioso que depende de su naturaleza y del hospedador —las personas—. Pero una epidemia es al mismo tiempo un fenómeno social: su éxito depende de cómo nos comportemos. Por eso existen las cuarentenas, los cierres de colegios o el teletrabajo. Son medidas de distanciamiento social que reducen los contactos entre personas y limitan la transmisión del virus. [👉 Más detalles]

El pasado 7 de marzo, la OMS llamó a todos los países “a continuar los esfuerzos que han sido efectivos en limitar el número de casos y frenar la extensión del virus”. Días después se han multiplicado las intervenciones en Europa y todo el mundo. Si esas medidas tienen éxito, veremos aumentar el tiempo que necesita la epidemia para que los casos se dupliquen.

Eso es lo que ha ocurrido en China o Corea del Sur. Allí los casos comenzaron duplicándose cada dos o tres días durante la primera semana del brote, pero pasadas dos semanas ya habían bajado su tiempo de duplicación a más de diez días.[👉 Más detalles]

¿Qué puedes hacer para ayudar?

Las medidas como cancelar eventos y cerrar colegios son útiles para limitar la transmisión del virus, “pero los cambios individuales son aún más importantes”, explica Caitlin Rivers, de la Universidad Johns Hopkins. “El objetivo es reducir las oportunidades de transmisión: al tocar, toser, estornudar. Nuestras herramientas son la distancia social, quedarte en casa si estás enfermo, lavarte las manos cuando llegas a casa o al trabajo; después de tocar una superficie que toca mucha gente, antes de comer o antes de ver a una persona vulnerable.”

La letalidad del virus

La letalidad del virus parece considerable. Han muerto el 3% o 4% de las personas que sabemos que han contraído la enfermedad, según la OMS. Pero ese cálculo es una medida imprecisa de la verdadera letalidad, que seguramente será inferior. El principal motivo es la indetección: hay personas que enferman de Covid-19 con síntomas leves y que si se detectasen bajarían la letalidad. Es lo que sugieren las cifras de Corea del Sur, que está haciendo más pruebas que otros países y reporta una mortalidad más baja, del 0,6%.

No es una gripe. Los datos actuales dicen que el coronavirus es más contagioso y más letal que la gripe, que se estima que mata al 0,13% o 0,16% de los enfermos (I, II). Además el nuevo virus añade otro problema: la falta de inmunidad. Nos lo explicó García-Sastre: “Nadie la tiene contra este virus, así que va a infectar mucha más gente que la gripe estacional, lo cual hace que incluso si tiene la misma letalidad que la gripe, los casos absolutos serán mucho mayores, y eso va a suponer un reto al sistema hospitalario.” [👉 Más detalles].

Metodología y fuentes

Los datos nacionales son del Center for Systems Science and Engineering (CSSE) del a Universidad Johns Hopkins. Recogemos los últimos datos continuamente y los procesamos para calcular los brotes de cada país y los tiempos de duplicaciones. Los gráficos se actualizan cada día, a veces varias veces.

Inicio del brote. Para fijar la fecha del inicio del brote de cada país hemos tomado el primer día que se registraron 20 casos nuevos. Para los brotes de las comunidades hemos tomado el primer día con 10 casos nuevos.

Tiempos duplicación. Hemos estimado el tiempo de duplicación de cada país (y cada comunidad autónoma) para cada día. Para hacerlo tomamos una ventana de nueve días alrededor de cada fecha y ajustamos una curva exponencial, de la que tomamos el valor de tiempo de duplicación correspondiente. Nuestro cálculo es similar al de este trabajo de la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

Luís Sevillano ha colaborado en la elaboración de esta información.

Similar Posts

Leave a Reply