Las noticias

División de los partidos ante el discurso del Rey llamando a la unidad frente al coronavirus

El mensaje del Rey a los españoles llamándoles a estar unidos frente a la pandemia ha sido recibido, como era previsible, con división de opiniones. El PSOE y los partidos a su derecha, de Ciudadanos a Vox, han apoyado el discurso de Felipe VI, mientras que Podemos y los partidos nacionalistas se han mostrado críticos y han aplaudido las ruidosas caceroladas que, en muchas ciudades, se produjeron durante su emisión.

La vicepresidenta tercera y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha declarado en Antena 3 que la posición del Jefe del Estado está “perfectamente alineada” con la del Gobierno, que llama a la unidad de los españoles para enfrentar la crisis.

Inmediatamente después del discurso real, los líderes del Partido Popular, Ciudadanos y Vox le mostraron su respaldo a través de mensajes en Twitter. “El Rey lidera una Nación golpeada por el coronavirus para apoyar a los afectados y homenajear a los profesionales sanitarios. La historia nos pone frente a nuestros valores de responsabilidad y solidaridad. Superaremos esta crisis y España recuperará su pulso, vitalidad y fuerza”, escribió Pablo Casado.

“Comparto las palabras del Jefe del Estado. El pueblo español está respondiendo una vez más con una enorme entereza, solidaridad y generosidad ante la adversidad. Demostraremos de nuevo que somos un gran país. Unidos, resistiremos y venceremos”, dijo Inés Arrimadas.

“Muy de acuerdo con SM El Rey Felipe VI. España es una gran nación, un gran pueblo, y sus enemigos, sean microscópicos o no, nunca podrán con ella. Saldremos adelante. Juntos”, remachó Santiago Abascal.

Por el contrario, Podemos, socio de Gobierno del PSOE, no ha hecho alusión al discurso real, pero sí a la cacerolada de protesta. “En tiempos de crisis y combate se toma conciencia del valor de lo común, de lo público, de la res publica. Emociona escuchar las cacerolas que dicen #CoronaCiao”, escribió la formación morada en su cuenta oficial.

También el líder de Más País, Íñigo Errejón tuiteó: “El rey acaba y las cacerolas siguen. No ha estado a la altura del momento. Por suerte los españoles sí lo están”.

JxCat ha calificado de “estéril” el discurso del Rey. El presidente de su grupo en el Parlament, Albert Batet, ha reprochado que Felipe VI no diera explicaciones sobre la “corrupción de la Monarquía” y ha asegurado que la cacerolada demuestra que no representa a los ciudadanos. “Lucharemos contra el coronavirus con rigor, responsabilidad y solidaridad. No con lo que diga una Monarquía corrupta”, ha escrito el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de ERC.

De su lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho en declaraciones a TVE que le “indigna mucho” que la Casa Real “haya querido pasar por alto” de las noticias sobre el supuesto cobro de comisiones de Arabia Saudí por parte de Juan Carlos I y ha reclamado “más explicaciones”.

“Me parecen gravemente irresponsables los que quieren menoscabar la imagen del Rey en una situación de emergencia nacional. Me parece lamentable lo que ese está buscando”, ha declarado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en una entrevista con Onda Cero.

Más allá de las opiniones que suscitara, el discurso del Rey tuvo un amplio seguimiento entre los ciudadanos, pues fue visto por 15,6 millones de telespectadores y tuvo una cuota de pantalla del 70,3%, según datos de Barlovento Comunicación extraídos de Kantar Media. Se trata del discurso más visto de Felipe VI, por encima de su mensaje del 3 de octubre de 2017, tras el referéndum ilegal de Cataluña, que fue seguido por 12,4 millones de telespectadores. Los segmentos de población donde tuvo una cuota más alta fueron los de mujeres (70,5%) y mayores de 64 años (78,8%) y las comunidades autónomas, Castilla y León (80,2%), Castilla-La Mancha (77,2%) y Madrid (75,9%).

Similar Posts

Leave a Reply