Economía Lo último

Ester Expósito: “No me gustaba nada el instituto, no tengo un recuerdo bonito de esa época”

A sus 20 años, Ester Expósito ha superado ya varios ritos iniciáticos de la farándula española: trabajar con José Coronado (en la película Tu hijo), salir en Centro médico y que la relacionen con jugadores del Real Madrid. Ella contestó al rumor de que tenía algo con Karim Benzema con una story de Instagram que decía “fake news”. Allí tiene más de once millones de seguidores, no tan lejos de los doce de Úrsula Corberó. Las dos actrices tienen retos parecidos cuando se gradúen de sus respectivos bombazos Netflix, que pasan por traducir esa cantidad ingente de fama en una carrera sólida. Su Carla en la serie es “un bombón”, con el poderío y la gestualidad de una Alexis Carrington. Aunque Expósito la ve más parecida al personaje de Nicole Kidman en Big Little Lies.

¿En qué cambia Carla, tu personaje, en la tercera temporada? Ya la habéis visto romperse un poquito esa estructura de piedra que tiene. Vais a verla pasándolo realmente mal, pero su familia va por delante. Vais a ver una relación muy tóxica, y hará cosas insospechadas para proteger a su familia.

“No me gustaba nada el instituto y no tengo un recuerdo nada bonito de esa época. No me sentía motivada por las asignaturas. Al sistema educativo no le importa la cultura. Eché mucho en falta eso”

Veo a Carla como una pequeña Alexis Carrington de Dinastía, una Sue Ellen de Dallas (menos el vino), uno de esos mujerones de las serias de los ochenta ¿Tú qué personajes tenías en mente para abordarla? De referencia no tuve a ningún personaje pero me recuerda un poco a la serie Big Little Lies, que es muy ese rollo de aparentar, tener una cara en público pero ocultar muchas cosas. A lo mejor tiene algo en común con personaje de Nicole Kiman en esa serie, la atracción por lo prohibido y el jugar con fuego. Son chicas inteligentes y fuertes.

Ella tiene una relación muy cómoda con su sexualidad, eso no es lo habitual. Sí, me gusta mucho esa libertad que tiene en ese sentido, pero es una vía de escape, todo el afecto y el amor que le gustaría sentir lo lleva por el sexo. Lo que le da miedo es llegar a sentir algo por alguien.

¿En qué momento visteis que os iba a cambiar la vida? Desde que salió, tanto por los seguidores en las redes como en la calle, esto indicaba que iba a ser un fenómeno internacional, enseguida nos dimos cuenta del alcance. Aun así, superó las expectativas. Por supuesto fue un cambio. Hay cosas a las que hay que acostumbrarse. Cambia tu vida en el día a día, saber que hay gente que sabe quién eres… aunque quieras ignorarlo esta ahí. Todo el rato hay gente grabándote, mirándote.

“Es muy triste pensar que un día no interpretaré a Carla, porque es un personaje que he disfrutado como una enana. Haga lo que haga después, Carla será uno de los personajes de mi vida”

¿Qué has dejado de hacer? Intento no dejar de hacer nada, pero sí que hay cosas que si las hago no son como antes: ir por el centro, de fiesta de noche. Sigo haciéndolo pero ahora es diferente y no lo puedo evitar. Si voy a una discoteca, ya sé que me van a grabar.

¿Cómo te imaginas tu vida después de Élite? Espero tener que seguir levantándome pronto para trabajar. El final tiene que llegar, no va a durar esto 30 temporadas. Para mí, será muy triste pensar que un día no interpretaré a Carla, porque es un personaje que he disfrutado como una enana, que tiene un arco muy poderoso, te da mucho juego como actriz. En sí, ella me parece un bombón de personaje. Haga lo que haga después, Carla será uno de los personajes de mi vida, de los que más habré disfrutado. Y creo que siempre recordaré este periodo como algo bonito.

¿Hay alguna frase de Carla que se te haya quedado grabada? No es un personaje que hable mucho. En sus secuencias no tiene parrafotes, es más de hablar con la mirada o con gestos, pero sí que tiene frases icónicas. Me gustó mucho lo que le dijo a Samuel en la escena de los macarrones. Carla le dice que cuánto ruido hay fuera y qué silencio hay dentro cuando están ellos dos. Todo ese ruido se apaga cuando estas con alguien especial, ya sea en el amor o en la amistad.

Tienes más de once millones de seguidores en Instagram. ¿Quién es la persona más rara que te sigue? No tengo ni idea. No sé todo el mundo que me sigue.

“Hay cosas que no son como antes: ir por el centro, de fiesta de noche. Sigo haciéndolo pero ahora si voy a una discoteca, ya sé que me van a grabar”

Te llegan muchas propuestas de las marcas para promocionar todo tipo de cosas. ¿Cómo decides a qué dices sí o no? Lo que a mí me gusta es ser actriz, interpretar, las campañas no son algo que vaya buscando. Mi criterio para discernir es hacer marcas que me representen, que siempre me hayan gustado, que me sienta cómoda con ellas, que me gusten a mí personalmente. Prefiero seleccionar dos marcas que me ilusionen y trabajar con ellas durante un año que hacer muchas cosas pequeñitas.

¿Con quién te gustaría trabajar en el futuro? Con Antonio de la Torre. Es un actor que admiro muchísimo. Una vez estuve a punto de trabajar con él, en un papel pequeñito, pero al final se cayó y me quedé con las ganas. Era una película de Rodrigo Sorogoyen, así que también me gustaría trabajar con él.

Has estado un tiempo en Los Ángeles ¿Te gustaría trabajar allí también? Sí, pero no es un objetivo especial.

No hay muchos coles como Las Encinas ¿Cómo fue tu experiencia de instituto? No me gustaba nada el instituto y no tengo un recuerdo nada bonito de esa época. No me sentía motivada por las asignaturas. Al sistema educativo no le importa la cultura, no te hablan de la actualidad. Eché mucho en falta eso. La parte cultural y artística, así que no me sentía nada representada, no me gustaba estudiar. Yo quería trabajar de actriz desde siempre.

Esta entrevista es un avance del gran reportaje sobre Élite que publicaremos en el próximo número de ICON, a la venta desde el sábado 4 de abril.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Similar Posts

Leave a Reply