Las noticias

Felipe VI: “Vamos a vencer esta crisis”

“Este virus no nos vencerá. Al contrario. Nos va a hacer más fuertes como sociedad; una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida. Una sociedad en pie frente a cualquier adversidad”. El Rey ha dirigido esta noche un mensaje televisado al país para pedir unidad y solidaridad y trasladar confianza en la capacidad de la sociedad española para superar una crisis sanitaria “sin precedentes”.

Felipe VI ha agradecido su tarea a los profesionales sanitarios, de los que ha dicho que son “la vanguardia de España en la lucha contra esta enfermedad”. Y ha llamado a todos los ciudadanos a “dejar de lado las diferencias” y a unirse para enfrentar la pandemia “con serenidad y confianza, pero también con decisión y energía”. “Ánimo y adelante”, ha concluido.

Cuatro días después de la declaración del estado de alarma, Felipe VI se ha dirigido este miércoles a los ciudadanos, recluidos en sus hogares por la pandemia, para pedirles confianza en la capacidad de la sociedad española para superar las actuales dificultades y recuperar “su pulso, su vitalidad, su fuerza”.

De pie, tras un atril, y ante las banderas de España y Europa, el Rey ha pronunciado un discurso breve, de solo siete minutos, en el que ha subrayado la gravedad de una crisis “muy seria” que altera “de forma muy traumática” el bienestar de la sociedad.

En nombre de la Familia Real, ha expresado su afecto hacia las familias que han perdido a algún ser querido y ha dado las gracias a todas las personas y servicios públicos que están luchando contra la pandemia, en especial al personal sanitario, al que ha trasladado su “total apoyo”.

Se ha mostrado seguro de que los españoles darán ejemplo de “responsabilidad, civismo […] y, sobre todo, de solidaridad hacia los más vulnerables, para que nadie pueda sentirse solo o desamparado”. Y ha pedido que se sigan las indicaciones de las autoridades y expertos, porque todas las actitudes y acciones, “por pequeñas que sean”, contribuyen al esfuerzo colectivo.

“Ahora tenemos que resistir, que aguantar”, ha dicho, subrayando que se trata de “una crisis temporal” de “un paréntesis” que se cerrará “más temprano que tarde” si los ciudadanos no bajan la guardia. España superará esta crisis, ha insistido, como ha superado otras “muy difíciles, muy graves”, porque “es un gran pueblo que no se rinde ante las dificultades”

Aunque el Rey ha estado informado permanentemente por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del avance de la Covid-19, esta es la primera vez que se refiere públicamente a la pandemia. También es su primer mensaje televisado a los españoles, al margen del tradicional mensaje navideño, desde el 3 de octubre de 2017, tras el referéndum ilegal de Cataluña.

La situación exigía que el jefe del Estado se dirigiera a los ciudadanos en la forma reservada para las ocasiones de máxima gravedad. Con 13.910 contagiados y 623 fallecidos, España es ya el cuarto país del mundo más afectado por la Covid-19 (tras China, Irán e Italia) y el segundo (tras Italia) donde la pandemia se extiende con mayor rapidez en este momento. El Gobierno acordó el pasado sábado la segunda declaración del estado de alarma en democracia (la primera, en 2010, se limitó a la militarización de los controladores aéreos) y el lunes acordó el cierre de las fronteras terrestres (salvo para los españoles y residentes en España y el tráfico de mercancías). El martes, el Consejo de Ministros aprobó un paquete de medidas por valor de 200.000 millones de euros (117.000 en recursos públicos) para intentar paliar los efectos del durísimo golpe que la pandemia supone para la economía y para los sectores sociales más vulnerables.

Antes de su grabar su mensaje, el Rey ha presidido por vez primera la reunión que, durante casi dos horas, ha mantenido en La Zarzuela el Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, que integran el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Sanidad, Salvador Illa; Defensa, Margarita Robles; el director de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Miguel Ángel Villarroya; la secretaria general de Transportes, María José Rallo, y los directores adjuntos de la Policía y la Guardia Civil, Juan José González y Laurentino Ceña, respectivamente.

La última aparición pública del Rey se produjo el pasado día 11, cuando viajó con la Reina a París para participar en el homenaje europeo a las víctimas del terrorismo invitado por el presidente francés, Emmanuel Macron. Durante el fin de semana, la Familia Real se sometió a la prueba del coronavirus, después de que la Reina hubiera coincidido en un acto con la ministra de Igualdad, Irene Montero, que dio positivo. Aunque los resultados del test fueron negativos, el Rey vació su agenda pública y la Reina sigue aún en cuarentena.

Durante estos ocho días, el único mensaje de la Casa del Rey a la opinión pública fue el comunicado del domingo por la noche, en el que Felipe VI anunciaba su renuncia a la herencia económica que pudiera corresponderle de su padre y le retiraba la asignación pública que recibía. El Rey no ha hecho ninguna alusión a estos hechos en su discurso.

Antes que Felipe VI, muchos otros jefes de Estado europeos se han dirigido a los ciudadanos de sus países para transmitirles un mensaje de unidad y esperanza ante el azote del coronavirus. Entre ellos, varios monarcas. El primero fue el rey Harald de Noruega, el día 15. Le siguieron Felipe de Bélgica, el Gran Duque Enrique de Luxemburgo, Guillermo de Holanda, Margarita de Dinamarca o Carlos Gustavo de Suecia.

Similar Posts

Leave a Reply