Economía

El consumo de energía cae en España por el parón

Torretas de tendido eléctrico.Torretas de tendido eléctrico.Reuters

La demanda eléctrica se ha reducido entre el 5% y el 10% en los últimos siete días respecto al consumo previsto para ese periodo, según datos de Red Eléctrica de España (REE). La caída es mayor en Madrid, donde el descenso es superior al 10%, y en Cataluña. El consumo ha crecido mucho en los hogares, pero ha bajado de forma brusca en los servicios y menos en la industria. Excepto en las intensivas, donde ha caído un 8,7%, según la ministra Teresa Ribera.

La reducción del consumo de energía eléctrica no se ha reflejado en los precios, que ya venían mostrando tiempo atrás una tendencia a la baja por la entrada en operación de mayor potencia renovable y la no entrada de carbón, que es la tecnología más cara. En ese sentido, el último precio del mercado eléctrico, que se fija cada día para el mercado mayorista, ha sido de 30,43 euros MW, un 19% menos que hace un mes. Los expertos esperan, además, que los precios de la electricidad se reduzcan todavía más en los próximos días.

La evolución de la demanda de productos petrolíferos ha sido más significativa. Según la vicepresidenta, el queroseno que utilizan los aviones se ha reducido entre el 70% y el 80%. Las gasolinas y gasóleos, con unas salidas inferiores del 14% de los oleoductos de CLH, tienen más impacto, sobre todo en gasolinas. En gas natural se mantiene un consumo similar al de la semana pasada. Y en agua, está garantizada la disponibilidad del recurso, dijo este jueves la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien también subrayó que no será necesario adoptar medidas excepcionales como la interrupción de suministro a la industria electrointensiva.

Esto indica que en los próximos días el recorte del consumo de combustible será mayor. La Corporación de Reservas Estratégicas (Cores), que se encarga de la cuantificación de las ventas, solo tiene datos hasta enero.

Sobre la evolución del consumo eléctrico, Miguel Duvison, director de Operaciones de Red Eléctrica de España, afirma que se aprecia que el patrón de comportamiento está cambiando, de forma que la curva de la demanda cambia su tendencia. Durante las primeras horas del día, se producen demandas más bajas de lo habitual en un día laboral —se achaca al parón de las empresas y las factorías— y por la tarde se recuperan y alcanzan niveles similares a las semanas previas.

“Red Eléctrica no dispone de información desglosada entre hogares y empresas, pero en vista de la forma que está tomando la curva se puede inferir que la reducción de la mañana responde a que el consumo está más ligado a la actividad económica y, por la tarde, la demanda está asociada fundamentalmente al consumo doméstico”, explica Duvison.

Los datos de que dispone la empresa encargada del transporte de electricidad muestran que el sistema eléctrico está funcionando correctamente y la crisis del coronavirus no está afectando al sector, al menos de momento, ni al desarrollo normal de sus funciones como operador y transportista del sistema eléctrico. Tampoco está en peligro la seguridad, calidad y continuidad del suministro. Duvison subraya que el sistema eléctrico español tiene una reserva de potencia amplia y, precisamente en este momento en el que se observa una demanda con tendencia a la baja, los problemas tienden a ser menores.

“Somos conscientes de que, en una sociedad electrodependiente, nuestro trabajo es crítico, nuestra posición en esta crisis es fundamental. Como operador del sistema, nuestro trabajo tiene por objetivo garantizar que haya energía eléctrica en todo el país en todo momento”, incide.

Red Eléctrica ha aplicado las medidas contempladas en los protocolos de actuación para situaciones de emergencia. La compañía dispone de dos centros de control eléctrico. No obstante, para reforzar la redundancia, ha habilitado uno tercero. Cada uno de los centros tiene total autonomía —cada uno de ellos puede hacerse cargo por sí solo de la operación del sistema— y, además, están operados por equipos independientes.

Duvison manifiesta que la empresa ha tomado todas las medidas necesarias para trabajar con seguridad e higiene y minimizar los riesgos de contagio. No obstante, en caso de que algún operador que se encarga de los servicios cayese enfermo, el protocolo también contempla situaciones de mayor criticidad que garantizan la seguridad del sistema.

Similar Posts

Leave a Reply