Lo último

El 'paciente 1' de coronavirus de Italia, a punto de volver a casa

Del coronavirus también se sale. Aunque Italia superó ayer a China en número de muertos debido a la pandemia, que deja ya más de 3.400 fallecidos en el país, no faltan los ejemplos de personas que superan la enfermedad y consiguen retomar sus vidas. Las estadísticas oficiales reflejan que ya hay 4.400 personas totalmente curadas de las más de 41.000 infectadas. A ese grupo de privilegiados podría sumarse pronto el llamado ‘paciente 1’. Se trata de Mattia, el hombre de 38 años de Codogno, la localidad lombarda que, junto a otros 9 municipios de esta región y una localidad del Véneto, fue aislada en un primer momento hace un mes para tratar de contener la enfermedad. Mattia ya respira sin necesidad de asistencia y volverá a casa en los próximos días.

Quienes sí se cuentan ya entre los pacientes de coronavirus restablecidos son los miembros del matrimonio chino proveniente de Wuhan, la ciudad del país asiático donde comenzó la pandemia, que se han pasado 50 días ingresados en el hospital Spallanzani de Roma, especializado en enfermedades infecciones. El jueves les dieron el alta. Se despidieron dándoles las gracias a los médicos y enfermeros que les atendieron: «sois nuestros ángeles, os queremos mucho. Amamos Italia», les dijeron esta pareja de 66 y 65 años de edad, según los medios locales. La señora tendrá ahora que completar la fase de rehabilitación en otro centro médico de Roma.

Mattia, que todavía no sabe que es el ‘paciente 1’, pues los médicos no le han informado de esta situación para no generarle más ansiedad, podrá regresar a su casa a tiempo para el nacimiento de su primera hija. Cuando el 20 de febrero se dirigió al hospital de Codogno al empezar a agravarse los síntomas de la enfermedad, su esposa estaba embarazada de ocho meses. La mujer se encuentra en buen estado de salud y ayer pudo por primera vez saludar a través de un cristal a su marido, que desde el 21 de febrero, cuando fue trasladado desde la clínica de Codogno, se encuentra ingresado en el hospital San Matteo de Pavía.

«Respira solo. Le hemos desconectado de la última máquina. Finalmente puedo decirlo: está curándose. Ahora llora porque está feliz. Sabe que la vida le ha regalado tiempo para ver nacer a su primera hija», comentó en ‘La Repubblica’ Raffaele Bruno, responsable del departamento de enfermedades infecciosas del citado hospital de Pavía. «He aguantado porque voy a ser padre. Mientras tenía el tubo en la tráquea pensaba que si hubiera estado solo, habría tirado la toalla. Es la vida de las otras personas la que nos empuja hacia delante», le habría comentado Mattia a una de las enfermeras cuando salió del coma, según el citado diario.

Las autoridades médicas aún no saben de quién pudo contagiarse el ‘paciente 1’, cuyo estado de salud fue crítico durante los primeros días a pesar de tratarse de un hombre joven y sin patologías previas. Mattia, que trabaja como investigador en la multinacional Unilever, contaba además con una estupenda forma física, pues corría maratones y jugaba habitualmente al fútbol.

Similar Posts

Leave a Reply