Deportes

Futbolistas ‘fugados’ por el coronavirus

Higuaín conversa con Cristiano Ronaldo durante el partido entre el Nápoles y la Juventus.Higuaín conversa con Cristiano Ronaldo durante el partido entre el Nápoles y la Juventus.ALBERTO LINGRIA / REUTERS (Reuters)

Mientras que 19 futbolistas de LaLiga han decidido matar el aburrimiento inherente al confinamiento promovido por la expansión del coronavirus cogiendo el mando de sus consolas para participar en un torneo de FIFA organizado por el caster Ibai Llanos (y que comienza este viernes), muchos otros colegas decidieron regresar a sus ciudades natales desoyendo, en la mayoría de los casos, las recomendaciones de instituciones como la OMS (Organización Mundial de la Salud) e incluso de los Gobiernos de sus propios países. A la rocambolesca situación protagonizada por Luka Jovic, futbolista del Real Madrid que podría enfrentarse a cargos legales por saltarse la cuarentena impuesta en Serbia tras su regreso en avión privado, se suma la de Gonzalo Higuaín, de la Juventus, no menos estrambótica e igualmente poco ejemplarizante.

Según desveló este jueves La Reppublica, el futbolista argentino, de 32 años, emprendió una huida de Italia, donde las muertes por coronavirus ascienden ya a 4.000 superando las cifras de China (3.245), tras subirse a un avión privado en el aeropuerto de Torino Caselle (Turín). Allí mostró a las autoridades policiales un documento en el que demostraba haber resultado negativo en el test al que fueron sometidos todos los jugadores de la Juventus que le bastó para esquivar la imposibilidad de abandonar el país decretada por el gobierno italiano el pasado 10 de marzo con el cierre de sus fronteras.

Sin embargo, según este mismo diario, Higuaín no pudo emprender el viaje de vuelta a Argentina de manera directa, ya que el país tiene prohibido el aterrizaje de cualquier vuelo procedente de Italia. Es por ello que primero se dirigió a Francia, desde allí a España y ya entonces voló hasta Argentina. El jugador ha sido duramente criticado por su comportamiento en las redes sociales, lo que le ha llevado a cerrar alguna de sus cuentas como la que tenía en Instagram, con más de tres millones de seguidores. “Buenas tardes a tod@s. Quiero comunicar que a partir de hoy esta no es más mi cuenta oficial de instagram. Muchas gracias y que tengan buen día”, se ha limitado a publicar.

Mientras se suceden los positivos de deportistas de distintos países, Danielle Rugani, futbolista precisamente de la Juventus, fue el primero en trascender en Italia. A él se ha sumado ya el de su compañero Blaise Matuidi, lo que ha motivado que la vecchia signora haya tomado todo tipo de medidas para evitar que cualquier miembro del club con más títulos del país (56) se sume a esta desgraciada lista. Desde la Juve aseguran haber dado permiso al jugador para abandonar el país después de haber sido examinado.

Además de Higuaín, Pjanic y Khedira también han dejado Italia, de la misma forma que Cristiano Ronaldo, aunque este por motivos distintos. El portugués, de 35 años, voló a Funchal (Madeira), su ciudad natal, el domingo 8 de marzo, después del encuentro entre la Juventus y el Inter de Milán para acompañar a su madre, ingresada tras sufrir un derrame cerebral. Cristiano tomó la decisión de permanecer en Portugal una vez se decretó la paralización de la Serie A, y tras recibir el visto bueno de su club. Sin embargo, el cierre de las fronteras italianas podría complicar su regreso, igual que el del resto de sus compañeros, si se decidiera reanudar el campeonato una vez la situación sanitaria vaya mejorando.

En esta misma circunstancia se encontraría Jovic, señalado por las autoridades serbias, o los jugadores del PSG Neymar, Thiago Silva y Cavani, que también tomaron la decisión de salir de Francia. Mientras los dos primeros se encuentran en Brasil, Cavani voló a Salto (Uruguay) para, según declaró a su llegada, contribuir en lo que fuera necesario. “Esperemos que las cosas se puedan solucionar, que todo se pueda poner en su lugar y yo voy a tratar de estar ahí para dar una mano con lo que sea”, aseguró. Desde entonces ha publicado varios mensajes en su cuenta de Instagram para concienciar de la gravedad de la situación y transmitir las recomendaciones sanitarias para evitar el contagio. “No por mí, por todos ❤️… #yomequedoencasa”, publicó el futbolista, de 33 años.

La incertidumbre alrededor de la duración de este periodo de confinamiento promovido por la expansión de la COVID-19 ha colocado a los futbolistas ante un escenario en el que muchos de ellos han tratado de mostrarse como ciudadanos ejemplares. Sin embargo, otros han decidido desoír algunas de las recomendaciones y regresar a sus países, lo que puede comprometer no solo su salud sino la vuelta a la normalidad una vez que la batalla contra el coronavirus empiece a dar sus frutos.

Similar Posts

Leave a Reply