Lo último

Condenado a siete años por maltratar, agredir y acuchillar a su expareja

Un hombre ha sido condenado a penas que suman siete años de cárcel por acuchillar, agredir y maltratar a su expareja en Alicante, según una sentencia dictada por la Audiencia Provincial.

El tribunal le considera autor de un delito de homicidio en grado de tentativa por apuñalar a la mujer, por lo que ha sido sentenciado a cuatro años y medio de prisión. También le impone dos años más de cárcel por un delito de lesiones y otros seis meses por el de malos tratos en el ámbito familiar, por lo que eleva su condena a un total de siete años de privación de libertad. Además, tendrá que indemnizar a su víctima con la cantidad de 4.200 euros por las secuelas y el daño moral.

El apuñalamiento se produjo el 12 de septiembre de 2018, días después de que el procesado y su víctima hubiesen interrumpido la relación sentimental que mantenían desde hacía dos años. El fallo considera probado que el acusado se dirigió al bar donde trabajaba su expareja, tras haberla amenazado a través de una portal de búsqueda de contactos por internet. Minutos antes de la agresión, le envió varios mensajes telefónicos con el mismo objetivo, en los que le instaba a devolverle cierta cantidad de dinero y una cadena de oro.

Una vez en el establecimiento, el hombre se aproximó por la espalda a su excompañera sentimental con la intención de clavarle el cuchillo que portaba, aunque no lo consiguió gracias a la intervención de un cliente del local. Sin embargo, en un segundo intento sí logró su propósito, causándole una herida de diez centímetros en la zona lumbar. Acto seguido, salió huyendo, «sin la mínima intención de asistir a su víctima».

La sentencia añade que, tras ser arrestado, el acusado volvió a amenazar a su expareja ante los agentes de la Policía Nacional. Igualmente, la resolución judicial cree demostrado que el agresor ya había apuñalado en el muslo a su expareja un año antes, el 10 de noviembre de 2017, mientras ambos permanecían en el interior de su vehículo. Y que, además, en 2016 se había producido al menos otra agresión, en la que el condenado le propinó un puñetazo y le rompió un diente.

Similar Posts

Leave a Reply