Lo último

El PIB español caería este año un 1,8% por la crisis del COVID-19, según estima S&P

Ya hay una primera estimación del presumible desplome que sufrirá la economía española –al igual que presumiblemente ocurrirá en el resto del mundo– a causa de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19. La hizo este viernes por la noche la agencia de calificación crediticia S&P, que prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) caiga un 1,8% este año. Eso sí, confía en una notable recuperación en 2021 para crecer un 3,1%.

Por eso, al igual que otra firma internacional de ‘rating’, Moody’s, mantuvo sin cambios la calificación de la deuda soberana española a largo plazo. Lo hizo con una nota de solvencia ‘A’ en su caso, frente al ‘Baa 1’ con perspectiva estable que dio su rival. Ambas volverán a revisar la situación del país en septiembre, mientras que Fitch –la tercera gran agencia– hablará en junio.

«La cuarentena ha interrumpido la actividad económica normal, llevándonos a revisar a la baja nuestra proyección», justifican desde S&P la fuerte caída que prevén para la actividad económica en España. Y es que a inicios de año estimaban que cerraría 2020 con un alza del 1,5%. Sería, no obstante, un bajón tan fuerte como puntual pues en 2021 el PIB rebotaría hasta un 3,1%, para luego estabilizarse su crecimiento en un 1,4% para 2022 y otro 1,5% ya en 2023.

El mercado laboral será de los que más acusen los efectos de la crisis por el coronavirus. Según esta agencia, la tasa de paro subiría hasta el 14,6%, frente al 14,1% de 2019, para alcanzar incluso el 15,6% en 2021. Y es que muchas empresas tardarán en recuperarse de los expedientes de regulación ahora aplicados e incluso tendrán serias dificultades para reabrir sus negocios. En el empleo, la recuperación habría de esperar hasta 2022, con una tasa de paro que bajaría un poco hasta el 15.2%, para luego bajar al 15% en 2023, niveles semejantes a los registrados en 2018.

Estímulo adicional

En el plano presupuestario, la estimación apunta un déficit público del 4,9% del PIB este año, dependiendo en todo caso de cuando finalice la cuarentena, la progresión de la recuperación posterior y el coste de las medidas económicas del Gobierno. De hecho, S&P cuenta ya con un estímulo fiscal adicional del 0,5% cuando reabra el comercio.

«Nuestra expectativa de base es que el COVID-19 impone un ‘shock’ de un año en el crecimiento y el desempeño presupuestario de España», afirman los analistas de la agencia, Estiman que el déficit bajaría al 2,5% en 2021 y la deuda pública al 90,2% del PIB, frente al 91,6% al que terminaría elevándose este ejercicio.

Similar Posts

Leave a Reply