Lo último

Italia, diario del infierno

Desde los momentos más duros de la Segunda Guerra Mundial, Italia no vivía un mes tan difícil como el que ha transcurrido desde el 21 de febrero. En un mes, el coronavirus lo ha cambiado todo. Por el camino se han quedado 4.000 muertos, un número destinado a seguir creciendo, ya que sólo ayer se contabilizaron 627 fallecidos adicionales y casi 6.000 nuevos infectados. La cifra total es de 47.000, de los que poco más de 5.000 se han curado. Los 60 millones de habitantes de Italia llevan ya 11 días de encierro obligatorio en sus casas para tratar de burlar la enfermedad, cuyo coste económico va a resultar además de una gravedad desconocida. Basta pensar que el índice selectivo de la Bolsa de Milán ha perdido un 37% desde el 21 de febrero. Estas son las etapas principales de la pandemia que ha transformado Italia, el país del mundo con más muertos por Covid-19.

21 de febrero

Ingresa en el hospital Mattia, el ‘paciente uno’

Mattia, un empleado de 38 años de Unilever sin problemas de salud y habituado a correr maratones, ingresa en el hospital de Pavía después de pasar por la clínica de Codogno, la localidad lombarda donde vive. Es el ‘paciente uno’, el primer caso de coronavirus en Italia no importado de China. Aquel día también tienen lugar las primeras muertes, tanto en el foco de Lombardía como en Vo’ Euganeo, una localidad del Véneto. El Gobierno adopta las primeras medidas: ordena el cierre de oficinas, escuelas, bares y otros establecimientos públicos en diez municipios lombardos y en Vo’ Euganeo. Unas 50.000 personas viven en los municipios afectados.

23 de febrero

El Gobierno confina 11 municipios en la ‘zona roja’

Son ya 3 las víctimas mortales por el coronavirus y 155 los contagiados, dos de ellos en Venecia, por lo que la Ciudad de los Canales cancela las celebraciones de los últimos días de carnaval y suspende las misas y celebraciones religiosas. Lo mismo ocurre en Milán, que clausura el Duomo, el teatro de la ópera de la Scala y los cines. El Gobierno aprueba un decreto que prohíbe entrar y salir de la llamada ‘zona roja’ formada por los 11 municipios de Lombardía y Véneto que se encuentran en cuarentena. También se cierran durante una semana todos los centros educativos de las regiones de Lombardía, Véneto, Friuli Venecia Julia, Piamonte y Emilia Romaña, y se cancelan los viajes de estudios en todo el país.

LAS CLAVES:

Paralización.
Un mes después de declararse el brote, el país está sin actividad y con su población encerrada
Impacto económico.
El índice selectivo dela Bolsa de Milán ha perdido un 37% desde el pasado 21 de febrero

24 de febrero

Ya hay 7 muertos y 229 contagios. Pánico en Milán

La Organización Mundial de la Salud (OMS) muestra su preocupación por cómo se desarrolla el coronavirus en Italia, que registraba entonces siete muertos y 229 contagios sin una conexión con Wuhan, la ciudad china donde surgió la enfermedad. En Milán los ciudadanos comienzan a realizar compras masivas en los supermercados ante el temor de que se amplíe la ‘zona roja’ y también a ellos les impongan restricciones. La Bolsa de Milán pierde un 5,4%, la peor caída entonces desde la victoria del ‘Brexit’.

27 de febrero

El ministro de Exteriores trata de minimizar el problema

El ministro de Asuntos Exteriores, Luigi di Maio, se reúne con los corresponsales extranjeros en Roma para intentar frenar el pánico internacional ante la expansión del coronavirus, que provoca «la peor crisis nunca vista» en el turismo. Las reservas hoteleras se desploman y se temen pérdidas millonarias. Di Maio intenta minimizar el problema. Dice que el coronavirus sólo afecta al 0,1% de los municipios y asegura que «somos un país en el que se puede confiar».

2 de marzo

Se introduce la distancia mínima de seguridad

El Gobierno introduce un nuevo concepto para hacer frente al coronavirus: la distancia mínima de seguridad de un metro entre personas para tratar de evitar los contagios. Son ya más de las 2.000 personas contagiadas, de las que 52 han fallecido.

Italia supera a China en número de muertos por el coronavirus

4 de marzo

Cierran los colegios. 107 muertos y 3.000 contagiados

Primera restricción que afecta a todo el territorio nacional. El Ejecutivo ordena el cierre de todos los centros educativos del país a partir al menos durante 10 días, una medida que afecta a 8 millones de estudiantes. Pide además a las personas mayores de 75 años o que tengan más de 65 y problemas de salud que se queden en casa. También se invita a toda la población a renunciar a los besos, abrazos y a estrecharse la mano. Espectáculos y congresos son cancelados, cines y teatros se mantendrán abiertos sólo si pueden garantizar la distancia de seguridad. Hay más 3.000 infectados, de los que 276 se han curado y 107 han fallecido. En un sólo día se contabilizan 500 nuevos contagios.

8 de marzo

Se amplía la cuarentena a toda Lombardía

El primer ministro, Giuseppe Conte, amplía la llamada ‘zona roja’ a toda la región de Lombardía y a 14 provincias del norte. 16,7 millones de personas viven en esta área, donde sólo se puede salir de casa por motivos de trabajo, problemas de salud o situaciones de necesidad, como hacer la compra. Las restricciones son en principio hasta el 3 de abril. Bares y restaurantes sólo podrán abrir hasta las 18 horas siempre que garanticen la distancia de seguridad. Miles de personas escapan de Lombardía a otras zonas del país, lo que contribuye a expandir la enfermedad. Son ya 7.300 los infectados y 366 los fallecidos.

10 de marzo

El primer ministro declara a toda Italia ‘zona protegida’

Entra en vigor el nuevo decreto del Gobierno que extiende a todo el territorio nacional las medidas que ya estaban en vigor en Lombardía y en 14 provincias del norte del país. «El futuro está en nuestras manos y deben ser unas manos responsables. Cada uno debe poner de su parte», dice Conte, que declara toda Italia «zona protegida». Los italianos que salgan de casa de forma injustificada se arriesgan a 206 euros de multa y hasta 3 meses de cárcel, que pueden ampliarse hasta los tres años si las autoridades consideran que hay amenaza para la salud pública. El número de contagiados supera los 10.000, mientras que son 631 los fallecidos.

EN SU CONTEXTO:

4.032
es el último balance de víctimas mortales con coronavirus en Italia, al registrarse ayer 624 muertes más. Los casos positivos aumentaron en 4.670 y son ya 47.021 las personas contagiadas.
Prohibición de actividades al aire libre.
A última hora de la tarde de ayer, el Ministerio de Sanidad ordenó el cierre de parques, áreas de juego y jardines públicos en todo el país y prohibió realizar actividades lúdicas o recreativas al aire libre, aunque se consiente aún la práctica del deporte.

11 de marzo

La OMS declara la pandemia. Lombardía, colapsada

La OMS declara que el coronavirus ya es una pandemia mientras las autoridades de Lombardía advierten de que el sistema sanitario está al borde del colapso. «No podemos resistir durante mucho tiempo más. Necesitamos que haya una verdadera inversión de tendencia y que la gente interrumpa la difusión de este contagio», dice el presidente regional, Attilio Fontana.

16 de marzo

Decreto para una primera inyección económica

Conte anuncia la aprobación de un nuevo decretó que prevé una primera inversión de 25.000 millones de euros de «dinero fresco» para hacer frente al coronavirus y la activación de recursos de hasta 350.000 millones, lo que supone casi el 20% del PIB del país del año pasado. La pandemia se acerca a los 28.000 contagiados, 2.158 de los cuales han fallecido. Los italianos se acostumbran a socializar desde los balcones, donde cantan y aplauden.

19 de marzo

Se supera a China en número de fallecidos

Con 3.400 muertos por el coronavirus, Italia supera a China y se convierte en el país del mundo con más fallecidos por la pandemia. Los contagiados son ya más de 41.000. Conte adelanta que «se prorrogarán» las restricciones.

Similar Posts

Leave a Reply