Lo último

Multan a varios vecinos por turnarse un perro para pasear

La situación de alarma y el aislamiento en los domicilios está haciendo aflorar la picaresca en algunas comunidades de vecinos de Alicante. En la plaza Gómez Ulla la Policía Local multó a un grupo de residentes que hacía turnos con un mismo perro para dar paseos por la calle, aprovechando que salir con las mascotas es uno de los actos justificados para pisar el exterior.

Ocurrió en la noche del jueves después de que otros residentes advirtiesen a los agentes de esta trama organizada por varios vecinos. Los policías comprobaron que la denuncia estaba en lo cierto y la historia terminó con multas para todo aquel que paseó al perro. Y es que el pasado jueves 19 de marzo fueron sancionadas unas cien personas en todo Alicante por incumplir de alguna forma la cuarentena impuesta por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus.

Los controles rutinarios han aumentado en los últimos días. Ayer mismo, la avenida de Dénia estaba cortada y los agentes daban el alto a todos los conductores que circulaban por esta arteria de acceso a la capital.

Alicante fue ayer de nuevo una ciudad paralizada a medias. La actividad se ha reducido en las calles por el confinamiento generalizado pero el ruido, los coches y muchos trabajadores siguen en las calles. La Policía Local también cerró ayer un gimnasio abierto en Miguel Bernal, y sacó del agua a un surfista en La Calita.

Desde el Ayuntamiento de Alicante invitaron a los ciudadanos una vez más a «cumplir y respetar todos las medidas para frenar el coronavirus, y a no reunirse en grupos ni utilizar el vehículo si no es estrictamente necesario, ya que es responsabilidad de todos el protegernos y cumplir con el deber de estar confinados en las casas».

En la calle Marta Barrie fue disuelto un grupo de vecinos reunidos para charlar y en la avenida de Elche ocurrió lo mismo con niños jugando en la vía pública. También fueron localizadas tres fiestas organizadas en viviendas de distintas calles del centro.

Por su parte la policía también intervino por denuncias vecinales de molestias por ruidos y por incidencias con música muy alta puesta con altavoces desde los balcones.

El Ayuntamiento de Alicante también recordó que no se puede salir a realizar deporte o a pasear, a visitar amigos o familiares, ni juntarse con gente o con otros dueños de perros, así como tampoco está autorizado el realizar en el interior de las urbanizaciones lo que no está permitido en la vía pública. La Policía Local hace un llamamiento a la colaboración ciudadana, y pide que si se observa algún incumplimiento de las normas llamen al 112 para que se pueda intervenir. El incumplimiento o la resistencia a la autoridad es motivo de sanción.

Más

Similar Posts

Leave a Reply