Lo último

Putin sigue preparando su consulta popular para perdurar en el poder pese a la expansión creciente del coronavirus

El ritmo de contagios de coronavirus en Rusia va tomando impulso. En las últimas 24 horas se han registrado 54 infectados más y esta vez afectan a nueve regiones del país. La cifra total de enfermos se sitúa a día de hoy en 253 personas. La única muerte hasta ahora tuvo lugar el jueves. Pero la Comisión Electoral Central tiene orden de continuar los preparativos para celebrar el próximo 22 de abril la consulta popular con la que el presidente Vladímir Putin espera lograr un respaldo mayoritario a la reforma constitucional que le permitirá estar dos mandatos más al frente del país. Le abriría la posibilidad de permanecer en el Kremlin hasta 2036.

La presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfílova, propuso ayer que las votaciones sobre las enmiendas constitucionales se desarrollen durante varios días para que la afluencia a las urnas se produzca de forma gradual y se eviten colas y aglomeraciones peligrosas en tiempos de pandemia. «Sugerimos celebrar la votación en un periodo de entre tres y siete días», dijo Pamfílova.

Todavía no hay decisiones concretas al respecto y las autoridades rusas no descartan aplazar la consulta mientras no se supere la emergencia provocada por el COVID-19, pero los analistas dicen detectar prisas por parte del Kremlin para poder dar carpetazo a esta crucial modificación de la Carta Magna, que permitirá al actual presidente ruso, que lleva ya 20 años dirigiendo el país, permanecer otros 16 años más al mando.

De los 253 casos detectados de coronavirus en Rusia, 131 corresponden a Moscú, la ciudad más afectada y epicentro real de la epidemia. Pero el Gobierno ruso pide calma y trata de tranquilizar asegurando que ya están probando vacunas contra el COVID-19 y que en unos meses podrían empezar a administrarse.

El órgano de control ruso, Rospotrebnadzor, aseguró el viernes que el medicamento podría estar listo hacia octubre-noviembre, aunque Verónica Skvortsova, exministra y actual responsable de la Agencia Federal Médico Biológica (FMBA en sus siglas en ruso), matizó ayer que harán falta todavía «11 meses» para que la vacuna pueda inyectarse a los pacientes.

Un grupo de conocidos médicos, políticos de oposición y periodistas han publicado una carta abierta pidiendo al Gobierno medidas urgentes para frenar la propagación del virus. Exigen transparencia en la gestión de la crisis, pruebas masivas de coronavirus para detectar de inmediato la enfermedad y evitar contagios, además de confinamiento «moderado».

Demandan también ayudas económicas para los pequeños empresarios y trabajadores más afectados. Alertan del «grave deterioro» que podría sufrir la situación epidemiológica de Rusia, con el consiguiente aumento del número de muertes, si tales medidas no se adoptan lo antes posible. De momento, las autoridades rusas no han decretado el confinamiento general domiciliario ni reducido la libertad de movimientos de la población, pese a que siguen aconsejando permanecer en casa.

Los únicos obligados a observar una cuarentena de 14 días son aquellos que llegan a Rusia desde el extranjero. La medida se aplicó primero en relación con países de riesgo, España entre ellos, y ahora se ha extendido a todos los estados del mundo. Su inobservancia puede acarrear duras multas y hasta cinco años de cárcel. A Rusia pueden acceder ahora mismo solamente nacionales rusos. Cualquier extranjero tiene el paso cerrado.

Por otro lado, en Rusia es aconsejable tener cuidado con hacer pronósticos que puedan ser tachados de alarmistas. La Fiscalía General de Rusia se propone adoptar medidas por la publicación de una entrevista con un politólogo que vaticinaba como «inevitable» que se produzcan centenares de muertos en el país como consecuencia de la pandemia.

Similar Posts

Leave a Reply