Lo último

Aprendizaje continuo

valencia. «¿Y por qué no Valencia?». Es la rápida respuesta que da Juan Luis Hortelano (Benimodo, 1971) cuando se pregunto por la atracción que genera Valencia como ciudad de talento en tecnología. «La ciudad tiene un atractivo y un potencial que ya quisieran otras», asegura el nuevo presidente de la asociación Startup Valencia al tomar el relevo de Javier Megías.

Hortelano, que hasta ahora ejercía de vicepresidente, se marca como retos seguir «atrayendo ese talento», además de ‘startups’ e inversores, sin olvidar «buscar espacio para la asociación y los asociados». Porque este informático que salió de la Universitat Politècnica es un luchador incansable, siempre en continuo aprendizaje y con la defensa de las nuevas tecnologías y el emprendimiento por bandera.

Actualmente es co-fundador y director de Blinkfire Analytics, donde se ha reencontrado con Steve Olechowski, pero Hortelano suma ya más de veinte años entre emprendedores y dando impulso a proyectos de ámbito internacional que querían asentarse en España, como Feedburner (comprado por Google), Zumodrive (adquirido por Motorola) o Qype (comprado por Yelp).

Pero antes de llegar a esa etapa de la mano de su propia consultora, Kanben Consulting, Juan Luis Hortelano dejó atrás varias empresas. En todas «aprendí mucho», remarca este gran aficionado al deporte, bailar salsa cubana y la lectura; más al libro electrónico que al papel aunque confiesa que su ejemplar en tiempos del COVID-19 es en papel. ‘Antifrágil’, para más datos.

Sus primeros pasos laborales le llevaron a la cadena de supermercados Edeka. Corría el año 1994 y, «cosas de la vida, aunque iba para el área de informática, acabé en compras». Porque «la parte del negocio» también la apasiona, de ahí que en 2002 montara su propia empresa. Hasta esa fecha, estuvo cuatro años en la cadena alemana y, en 1998, decide lanzarse a Internet. «Ví que iba a revolucionar el mundo», recuerda. Así que, justo el año de su boda, decide irse de becario a una galería de arte que quería empezar a vender ‘online’.

A ello se dedicó no sin antes haberse puesto al día en lo digital de forma autodidacta. De ahí saltó a un portal inmobiliario para extranjeros y, después, a Euroinformarket. «Siempre aprendiendo y creciendo», dice. Llegó el momento «de no depender de terceros» y ser emprendedor con su consultora, donde fue algo así como el mánager de empresas que querían entrar en el mercado español.

En 2011 Plug and Play llamó a su puerta y firmó como director en España durante cinco años, tiempo en el que invirtieron (y aceleraron) más de 70 ‘startups’ de base tecnológica. Con su actual empresa (que tiene sede en Valencia y Chicago), «vuelvo a las trincheras». Eso sí, ayudando a los emprendedores desde Startup Valencia.

Similar Posts

Leave a Reply