Lo último

De las promesas a la letra pequeña

Una semana más, el futuro inmediato de los autónomos y pequeñas empresas es lo que más me preocupa, en términos económicos, de la crisis del coronavirus. Entre otras cosas, porque de ellos depende el futuro de muchos trabajadores valencianos, como los cerca de 60.000 que, en apenas una semana, se han visto preocupándose por saber qué significa exactamente estar afectado por un ERTE, casi de un día para otro y sin saber muy bien cómo hemos llegado a este punto con lo lejos que parecía el problema en China.

Y es que, visto lo visto, lo mejor que ha hecho la Administración en este ámbito es agilizar la tramitación de esos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, que no paran de llegar a la plataforma informática de la Dirección General de Trabajo, a un ritmo de 510 diarios en festivo y hasta 4.094 a lo largo de este viernes.

Es de agradecer que el servicio público de empleo, hoy cerrado al público, no obligue a hacer ninguna gestión a los afectados, al igual que renueva de forma automática las demandas de personas desempleadas.

También me parece reseñable que la Conselleria de Economía, que tiene cinco días para resolver cada ERTE, se haya puesto las pilas para cumplir esos plazos, ofrecer datos actualizados a diario a los periodistas e, incluso, encontrar 57 millones de euros en los ‘cajones’ del departamento que dirige Rafael Climent para que Ximo Puig se los prometa a los autónomos.

Así lo hizo en la convocatoria conjunta del Consell, patronal y sindicatos, segunda parte, a la mañana siguiente de reunirse para analizar el plan de choque del Gobierno. Al parecer, cuanto más de cerca ven las medidas que prometió Pedro Sánchez, menos les gustan, porque los empresarios no quieren promesas de «movilizar fondos» con muchos ceros, sobre todo si se traducen en avales al 50% a expensas de la banca privada, sino que les den oxígeno, en forma de un aplazamiento general del pago de impuestos y cotizaciones.

Necesitan soluciones claras, inmediatas, como que la Generalitat salde deudas con sus proveedores y no les complique más la salida de esta preocupante crisis del coronavirus.

Similar Posts

Leave a Reply