Deportes

Canadá y Australia no enviarán atletas a los Juegos de Tokio si se celebran este verano

Un hombre pasa ante una cuenta atrás para el teórico inicio de los Juegos.Un hombre pasa ante una cuenta atrás para el teórico inicio de los Juegos.Jae C. Hong / AP (AP)

Canadá y Australia fueron los primeros países en anunciar que sus deportistas no acudirán a los Juegos de Tokio si estos se celebran este próximo verano. Las autoridades norteamericanas lo anunciaron la pasada noche y propusieron que la cita se retrasase hasta verano de 2021. “Esta decisión no solo está basada en la salud de los atletas; es una cuestión de salud pública”, indica el documento. Esta ha sido la reacción de Canadá a la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de analizar el desarrollo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en las próximas cuatro semanas y, en consecuencia, mantener las fechas o aplazarlas.

Noruega, Brasil y Eslovenia -al igual que las federaciones de natación y atletismo de Estados Unidos- ya habían solicitado al COI el aplazamiento de la justa olímpica. Sin embargo, Canadá es el primer país que ha anunciado que sus deportistas olímpicos y paralímpicos no acudirán a Tokio si persiste la decisión de llevar a cabo este evento en el verano de 2020. De acuerdo al calendario oficial, los Juegos Olímpicos en suelo japonés están programados del 24 de julio al 9 de agosto; los Paralímpicos arrancarían un mes después (el 25 de agosto).

El Comité Olímpico de Canadá y el Comité Paralímpico de Canadá -con el respaldo de los organismos deportivos nacionales y el Gobierno canadiense- solicitan en el comunicado a los máximos responsables del olimpismo y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) “que pospongan de manera urgente los Juegos por un año. Ofrecemos todo nuestro apoyo y nuestra contribución para atravesar las complejidades provocadas por el aplazamiento de los Juegos. A pesar de que reconocemos los desafíos por este cambio, no hay tema más importante que la salud y la seguridad de nuestros atletas y de la comunidad internacional”.

El COI había informado horas antes que tomará una decisión sobre la fecha definitiva con el Gobierno de Japón, tras escuchar los consejos de la OMS. Las inversiones japonesas para la justa olímpica han superado los 35.000 millones de euros. En caso de cambios en el calendario –cada vez más probables- tendría que llevarse a cabo una serie de renegociaciones con patrocinadores y cadenas televisivas. Según los datos más recientes, el coronavirus ha contagiado a más de 330.000 personas en 178 países y unas 14.500 han fallecido. En Canadá, hay unos 1.400 contagiados, entre ellos la esposa del primer ministro canadiense, y 20 personas han fallecido.

Tras el anuncio de que Canadá no enviará atletas a los Juegos de Tokio si se llevan a cabo este verano, Steven Guilbeault, ministro del Patrimonio canadiense (cartera que también se encarga de las políticas relacionadas con el deporte amateur) expresó en Twitter: “Es lo correcto, dadas las circunstancias”. Por su parte, Marc-André Fabien, presidente del Comité Paralímpico de Canadá, declaró que aplazarlos un año es realmente la única opción. La última vez que los canadienses se perdieron una justa olímpica fue en 1980, luego del boicot de varios países por la invasión soviética en Afganistán. En esta ocasión, la crisis sanitaria por el coronavirus podría provocar la ausencia de la bandera de la hoja de arce en la justa internacional, a menos que el calendario sufra cambios considerables. Las presiones sobre el COI no dejan de aumentar.

Por su parte, el Comité Olímpico Australiano (AOC) tras reunir a su comité ejecutivo por teleconferencia, acordó seguir los pasos de Canadá. “El AOC cree que nuestros deportistas ahora necesitan priorizar su propia salud y la de quienes los rodean y poder regresar con sus familias”, señala el comunicado emitido por el comité australiano.

Matt Carroll, director ejecutivo del AOC, afirmó que hay muchos deportistas preparándose en el extranjero, con restricciones de viajes y en una situación insostenible y anunció que se comunicará con sus federaciones nacionales para explicarles la nueva situación, tras decidir que no acudirán en 2020 a Tokio. “Ahora estamos en una posición en la que podemos planificar con una mayor certeza”, indicó.

“Está claro que los Juegos no pueden celebrarse en julio. La actitud de nuestros deportistas hacia el entrenamiento y la preparación ha sido magnífica, pero el estrés y la incertidumbre han sido demasiado fuertes para ellos. También han asumido la preocupación de sus colegas en todo el mundo y es lo que me han transmitido”, señaló el jefe de misión del equipo australiano para los Juegos de Tokio, Ian Chesterman.

“Si bien hay mucho que resolver como resultado de este cambio, el tiempo permitirá a los deportistas de todo el mundo prepararse correctamente, con la esperanza de que que la crisis del coronavirus está bajo control”, agregó Chesterman, dando por hecho el aplazamiento de los Juegos.

Similar Posts

Leave a Reply