Economía

Francia y China piden una cumbre extraordinaria del G20 por el coronavirus

Francia y China quieren que el G20 celebre una cumbre extraordinaria para estrechar la coordinación internacional necesaria que requiere, afirman, una respuesta sanitaria y económica adecuada a la pandemia del coronavirus que amenaza al mundo entero. Según el Elíseo, el presidente chino, Xi Jinping, aprobó la propuesta del encuentro —telemático— realizada por su par francés, Emmanuel Macron, durante una conversación telefónica celebrada este lunes. Fuentes del Ministerio de Economía galo apuntaron por su parte que la cumbre podría tener lugar a finales de esta semana o comienzos de la próxima.

Macron “manifestó la necesidad de continuar la coordinación internacional para afrontar la Covid-19 a nivel del G20, algo a lo que su homólogo chino respondió favorablemente”, indicaron fuentes del palacio presidencial francés. Ambos coincidieron, continuaron las fuentes, en que “la celebración de una cumbre así sería útil en particular en el plano sanitario”, especialmente “asociando a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para trabajar de forma conjunta sobre los tratamientos y la vacuna” contra el coronavirus. Pero también sería importante “sobre el plano económico” para discutir posibles medidas para “estabilizar la economía mundial mediante medidas coordinadas en el plan presupuestario y monetario”, así como para acordar un “apoyo a los Estados más vulnerables”, agregaron.

Los detalles de dicha cita se han concretado en la conferencia telefónica que han celebrado los ministros de Economía del G20 este mismo lunes para discutir “el impacto económico violento de la crisis sanitaria sobre el crecimiento mundial, el crecimiento mundial, el apoyo financiero a los países en desarrollo y la preparación de una estrategia común de salida de la crisis”, según resumió el ministro francés del ramo, Bruno Le Maire.

Fuentes de su ministerio explicaron posteriormente a periodistas que esa reunión tuvo lugar, precisamente, “en preparación de un G20 de jefes de Estado previsto para finales de la semana o comienzos de la próxima”. El apoyo ofrecido a los países en desarrollo, tanto en materia sanitaria como económica, contaría con el respaldo del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que está explorando, entre otros, las opciones de aprobación de derechos especiales de giro y líneas de swap. Unas medidas que cuentan con el apoyo de Francia y que también han sido acogidas de forma “favorable” por el resto de participantes en la teleconferencia.

Macron ya Macron impulsó hace días la celebración de una cumbre del G7, que se hizo de forma telemática, pero ahora desea que se amplíe el ámbito de coordinación más allá de las economías más desarrolladas, señala Efe. Para ello, ha interpelado a su par de China, origen de la pandemia pero también miembro clave del G20 y, como se está viendo una vez más en esta crisis, motor clave de la economía global. En tanto que miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Francia y China “han decidido trabajar juntos en la respuesta mundial necesaria ante la epidemia”, señaló el Elíseo.

El pasado fin de semana, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, también reclamó una mayor cooperación internacional “coordinada” para combatir la pandemia. “La única forma de reactivar nuestras economías de manera rápida y contundente es a través de acciones inmediatas, coordinadas y a gran escala (…) necesitamos con urgencia una coordinación mucho mayor dentro de todo el espectro de políticas”, afirmó Gurría.

Similar Posts

Leave a Reply