Lo último

LA GUARDIA CIVIL ABRE EL CUARTEL

Desde el pasado 2 de marzo, Albal cuenta con el Cuartel de la Guardia Civil operativo donde trabajan tres unidades destinadas a la atención ciudadana, captación de delincuencia telemática y una unidad del Seprona, que estarán adscritas a la comandancia de Alfafar.

Esta es una noticia para celebrar ya que tras una década desde su construcción y de permanecer cerrado, el Ministerio del Interior ha posibilitado su puesta en marcha. La semana de su apertura el alcalde, Ramón Marí, acudió a las dependencias para reunirse con el teniente jefe del puesto de la Guardia Civil de Alfafar, Óscar Arenas.

Las instalaciones se han dotado con tres unidades, la primera está especializada en delincuencia telemática y tecnológica, encargada de recopilar todas las denuncias presentadas en este ámbito en la zona de l’Horta Sud, y su función principal es el esclarecimiento de las circunstancias del hecho y la detención de los responsables así como la recuperación de los efectos sustraídos. En este departamento trabajan cinco agentes especializados en nuevas tecnologías e internet.

La segunda tiene dos patrullas dedicadas a la protección de la naturaleza a través del Seprona que investiga y esclarece todo aquello relacionado con el medio ambiente que realizan este trabajo con medios todoterreno, quads y motos.

Y, por último, el edificio también alberga la atención ciudadana los lunes, miércoles y viernes de 8.00 a 14.00 horas, es el equipo que tramita las denuncias, realiza las autorizaciones de salidas de menores al extranjero y ofrece cualquier tipo de asesoramiento o auxilio relacionado con el ámbito penal o delictivo.

En 2009 el Ayuntamiento de Albal construyó, con recursos propios, el edificio de la Guardia Civil que tiene una capacidad para 30 agentes. Desde entonces, pese al compromiso de la delegación de Gobierno de su apertura no se ha hecho realidad hasta ahora, tras muchas rondas de contacto para exigir este servicio público y de seguridad al municipio.

La última fue con la Secretaria de Estado, Ana Botella, a quien el primer edil solicitó que se le cediera al Consistorio para darle una utilidad municipal, finalmente el Gobierno, ha accedido a poner operativa la Guardia Civil en Albal.

«El edificio se hizo con mucha ilusión porque queríamos hacer la vida más fácil a nuestros vecinos y vecinas y garantizar su seguridad, ahora ya no tendrán que desplazarse a Alfafar en caso de tener que tramitar alguna denuncia», explica el alcalde quien agradece el esfuerzo del Ministerio y de la Guardia Civil por hacerlo posible.

Por su parte, Arenas ha calificado de «muy positivo» el servicio que se presta ya en Albal, «una atención que viene a reforzar el excelente trabajo que desempeñan los compañeros y compañeras de la Policía Local con los que mantenemos una relación necesaria y muy buena».

En 2011, la Policía Local se trasladaba de la casa consistorial a una nueva central, integrada en el edificio de servicios del polideportivo municipal La Balaguera, junto a las dependencias que ahora ocupa la Guardia Civil, en espera de su traslado que no se ha hecho efectivo hasta ahora. La presencia del cuerpo en el municipio ha permitido desdoblar el cuartel que existe en Alfafar y al que pertenece la población.

Similar Posts

Leave a Reply