Economía

El hombre que enseñó a Aznar a entender los presupuestos

José Folgado, expresidente de Red Eléctrica.José Folgado, expresidente de Red Eléctrica.Pablo Monge

José Folgado (Morales del Rey, Zamora, 1944) murió este lunes en Madrid, víctima del coronavirus. Folgado se encontraba ingresado por otra dolencia y su estado se precipitó por esta pandemia. De origen muy humilde, sus padres le enviaron a un seminario, donde pudo estudiar y hacerse cura. No duró mucho tiempo con los hábitos y se hizo economista, llegando a ser doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid y Profesor Titular de Hacienda Pública y Sistemas Fiscales.

Sin embargo, desarrolló la mayor parte de su carrera profesional entre la actividad política y la empresarial. Comenzó precisamente como director de Economía de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) con José María Cuevas como presidente. Participó en las negociaciones de concertación social con los sindicatos en los años ochenta y representó a la patronal en el Consejo Económico y Social (CES ).

En esa etapa, se convirtió en un gurú para sus correligionarios y, formando tándem con Cristóbal Montoro, enseñó los pormenores de los presupuestos a gente del PP como José María Aznar y Rodrigo Rato. Así que cuando el líder conservador llegó a La Moncloa en 1996 le guardó el puesto de secretario de Estado de Presupuestos y Gastos. En la segunda legislatura de Aznar, cuando incluso su nombre sonó para ministro, cambió de Secretaría y se encargó de la Energía y Pyme.

La sorpresiva derrota del PP en las elecciones de 2004, le llevó al Congreso de los Diputados, donde representaba a su tierra, Zamora, a la que se sentía muy unido. Folgado pasó unos años con esa función en la Comisión de Presupuestos, pero no muchos. En 2007 se presentó a alcalde de Tres Cantos (Madrid) y ganó. Con fama de hombre austero y honesto, se caracterizó, según algunos vecinos, por reducir la deuda del Ayuntamiento a cero y acabar con los casos de corrupción urbanísticos que al parecer abundaban.

Solía decir a sus allegados que lo que realmente le gustaba era la energía, no los presupuestos. Quizá por ello, pasados unos años, cuando en 2011 el PP volvió al poder de la mano de Mariano Rajoy y hubo oportunidad, este hombre de la derecha moderada fue nombrado presidente de Red Eléctrica de España en sustitución de otro exseminarista, Luis Atienza. Era 2012 y allí mandó hasta junio de 2018, cuando otro cambio en el Gobierno provocó su salida y práctica jubilación. Eso sí, con una indemnización de 718.000 euros.

En este periodo, inició la internacionalización de la compañía y trató de introducir algunos criterios de gobernanza y gobierno corporativo, como incluir la existencia de un consejero delegado. No obstante, en la empresa se le criticó que llevará a algunas personas de confianza de su etapa en la alcaldía de Tres Cantos y que nombrara consejeros ajenos al sector simplemente por amistad. También en esa etapa le tocó observar desde la distancia los episodios que llevaron a prisión a su antiguo jefe, Rodrigo Rato, contra quien reaccionó con dureza y nunca perdonó.

Similar Posts

Leave a Reply