Lo último

Los Juegos Olímpicos de Tokio, aplazados a 2021

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, previstos del 24 de julio al 9 agosto, fueron aplazados este martes «como muy tarde al verano de 2021» debido a la pandemia del coronavirus, según anunció el Comité Olímpico Internacional (COI).

Es un aplazamiento sin precedentes para este evento, cuya primera edición en la era moderna tuvo lugar en 1896. Hasta ahora únicamente las guerras mundiales habían impedido su celebración. Japón propuso un debido a la pandemia y el COI aceptó celebrarlos en 2021.

«He propuesto posponer un año y el presidente (Thomas) Bach dio su acuerdo al cien por cien», declaró Abe a los periodistas, aludiendo a su conversación de este martes con el máximo dirigente del COI. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 «serán un testimonio de la derrota del virus», afirmó Shinzo Abe. Los Juegos Olímpicos aplazados seguirán llamándose Tokio 2020, según anunció la gobernadora de la capital japonesa.

El COI, que hizo oficial el aplazamiento minutos después, mantuvo hasta hace apenas unos días una posición inflexible de mantener los planes previstos (del 24 julio al 9 agosto para los Juegos Olímpicos, y del 25 agosto al 6 septiembre para los Juegos Paralímpicos). Sin embargo, en los últimos días la presión se había acentuado y el domingo llegó a admitir que contemplaba varios escenarios, entre ellos el del aplazamiento, y se dio un plazo de cuatro semanas para tomar una decisión. Shinzo Abe admitió el lunes en el Parlamento japonés que un aplazamiento de los Juegos «podría ser inevitable».

Ya desde el lunes Abe ha venido señalando la imposibilidad de que las competiciones olímpicas se disputen en la situación actual y desde primera hora de este martes se anunció que el tema sería analizado por el jefe del Gobierno nipón con el presidente del COI.

EE UU, también

Horas antes del anuncio de Abe, que será confirmado de forma oficial por el COI, el Comité Olímpico y Paralímpico estadounidense (USOPC) también expresó su apoyo a un aplazamiento de los Juegos Olímpicos, tras conocer una encuesta que muestra que una gran mayoría de atletas estadounidenses se inclinaan por posponer el evento.

Los responsables del Comité Olímpico estadounidense señalan que la información recogida por la encuesta muestra que «es más claro que nunca que la ruta hacia el aplazamiento es la más prometedora». «Alentamos al Comité Olímpico Internacional (COI) a tomar todas las medidas necesarias para garantizar que los Juegos puedan llevarse a cabo en condiciones seguras y justas para todos los competidores», recalca el USPOC en una declaración firmada por la presidenta y la directora ejecutiva del Comité, Susanne Lyons y Sarah Hirshland, respectivamente.

El organismo detalla que 1.780 atletas estadounidenses respondieron a la encuesta y que el 68% dijo que no creía que los Juegos pudieran ser disputados de manera justa según lo programado. «Nuestra conclusión más importante de esta amplia respuesta de los deportistas es que, incluso si las importantes preocupaciones actuales en materia de salud pudieran aliviarse hacia finales del verano, las enormes perturbaciones del entorno de entrenamiento, los controles de dopaje y el proceso de calificación no pueden superarse de manera satisfactoria», ha subrayado el USOPC.

Las responsables del Comité señalan que esperan con interés la retroalimentación e indicaciones del COI y están «listas para trabajar en apoyo del equipo de Estados Unidos y en plena cooperación con la comunidad global».

Demandas crecientes

La encuesta y el posicionamiento del Comité estadounidense llegan después de que las federaciones estadounidenses de atletismo, natación y gimnasia hicieran llamados en los últimos días a una postergación de los Juegos.

En el plano internacional, el Comité Olímpico canadiense fue el primero en advertir que no enviaría a sus atletas a los Juegos si estos se celebran en julio y pidió un aplazamiento de un año, una petición secundada después por otros comités como el suizo y el australiano.

Entre crecientes presiones, el presidente del COI, Thomas Bach, dijo el domingo que su organismo decidirá el futuro de Tokio 2020 en las próximas cuatro semanas, considerando un posible aplazamiento pero descartando la anulación.

Impacto en la preparación de los atletas

El Comité Olímpico estadounidense dio la bienvenida al anuncio de Bach del domingo, después de haberse alineado con el COI frente a las peticiones de federaciones como la de natación. Pero este lunes, 38 horas después de lanzar la encuesta a unos 4.000 atletas estadounidenses olímpicos y paralímpicos y recibir más de 1.780 respuestas, quedó expuesto que las medidas que se han tomado para combatir la expansión de la pandemia han afectado la preparación de los deportistas.

Casi el 65% de los encuestados dijo que su entrenamiento se había visto severamente afectado y el 25% señaló que no podía entrenar en absoluto. El 87% de los cuestionados indicaron que las regulaciones locales sobre el distanciamiento social y el autoaislamiento habían afectado a su capacidad para entrenar y menos del 10% señaló que podían seguir preparándose sin ninguna dificultad.

En otros resultados, casi dos tercios de los encuestados creen que seguir entrenando podría poner en riesgo su salud y más de 900 atletas compartieron otras reflexiones, con algunos respaldando que se tome una decisión rápidamente sobre la celebración de los Juegos y otros indicando que creían que era demasiado pronto para ello.

Entre las preocupaciones planteadas por los atletas figuraban el mantenimiento de la salud mental, poder seguir compitiendo si se aplazan los Juegos y algunas opiniones sobre cuánto tiempo sería factible postergar el evento.

«Ahora confiamos en que hemos escuchado una amplia gama de puntos de vista y comprendemos la diversidad de los desafíos que enfrentan nuestros atletas», dijo el USOPC. «Lamentamos que no haya un resultado que pueda resolver todas las preocupaciones que enfrentamos».

El relevo de la antorcha, suspendido

El relevo de la antorcha olímpica, que debía comenzar en Japón el jueves e la región de Fukushima, devastada por un terremoto y un posterior tsunami que provocó un accidente nuclear, quedó suspendido poco después del anuncio de que los Juegos de Tokio 2020 quedan aplazados hasta 2021.

«El relevo de la antorcha olímpica, cuyo inicio estaba programado para el 26 (de marzo), no comenzará», explicó a los periodistas el presidente de Tokio 2020 Yoshiro Mori, que precisó que la llama olímpica se quedará en Fukushima, aunque no reveló por cuánto tiempo.

Similar Posts

Leave a Reply