Economía Lo último

Jorge López: “La fama es como ‘Black Mirror’, un poco mentira”

Valerio irrumpió en la segunda temporada con uno de los últimos tabúes que le quedaban a Élite en la cartera: el incesto. Él y Lucrecia, hermanos de padre, se convirtieron en los Cersei y Jamie Lannister de Las Encinas. Fuera de la pantalla, el chileno Jorge López (Santiago, Chile, 1991) y la mexicana Danna Paola también forman una alianza indestructible. “Vemos a estos dos hermanos como Hansel y Gretel, abandonados en su mansión, rodeados de dinero, pero muy solos”. López, que creció en Chile, cerca de Valparaíso, ya era una estrella de Disney Channel latino, donde aparecía en la serie Soy Luna pero afrontó Élite como su primer proyecto con conflictos adultos –su personaje le da también a las drogas– y le ha concedido otro perfil y una vida un poco “rollo Black Mirror” que lleva casi siempre bien.

“Visualizamos a estos dos hermanos como Hansel y Gretel, abandonados en su mansión, llenos de dinero, rodeados de un lujo funcional. La cara B de tenerlo todo es no tener nada”

Te incorporaste a Élite cuando ya era un bombazo. Fue un desafío súper difícil de sortear. Llevo mucho en esto y ya venía de un proyecto internacional, pero al llegar por tercera vez a un país nuevo, a otro proyecto consagrado… hay una presión extra. Ya sabemos el impacto que tuvo y ser el nuevo fue como tirarme al vacío. Tuve que sacarme inseguridades sobre la serie en sí y sobre las expectativas que puede tener la gente con alguien nuevo. Mis compañeros me dieron una gran bienvenida. He visto mucho compromiso con el trabajo. Generé mucho vínculo con Danna Paola, hice un trabajo de verdad. Mucho trabajo de mesa, construcción física del personaje…

Habéis formado un dúo icónico. Ella es mi partner, con ella generamos esta historia de hermanos enamorados. También con el director, me ayudó mucho. Siempre le digo: “Tú me sacaste los pañales, me diste la palmada y me dijiste: ‘Hala, a caminar”.

Este es tu primer proyecto adulto, decías. El nivel de conflicto es súper diferente. Yo venía de hacer novelas en Disney Channel, es otro código. El tema del incesto no lo había visto tratado así, con la carne que nosotros le pusimos. Me ha llegado a emocionar en términos humanos. Me costó aceptarlo por prejuicios. Yo siempre me peleo mucho con mis personajes.

Era el último tabú que faltaba por romper en Élite. Danna también venía de Televisa y cuando los dos empezamos a hacer la lectura visualizamos a estos dos hermanos como Hansel y Gretel, dos hermanos abandonados en su mansión, llenos de dinero, rodeados de un lujo funcional. La cara B de tenerlo todo es no tener nada, ellos dos son lo único que se tienen, con 19 y 17 años. Yo me apoyo en mi hermana y ella termina siendo mi amiga, mi amor.

¿Os han llegado historias de espectadores con respecto a este tema, que se hayan visto reflejados? Cuando la serie sale al aire y ves el impacto, ¡guau! Recibimos mensajes de gente que nos dice: “Me salvaste la vida”. Mi personaje tiene carga con el tema del abuso de drogas. Eso me gratifica, poner sobre la mesa temas que están lapidados socialmente y generar empatía. Yo al principio pensé que esto era superficial pero me he dado cuenta de que no.

¿Cómo fue tu experiencia escolar? Yo iba al colegio normal, empecé a trabajar a los 17 pero antes tenía una vida normal, era súper aplicado. Soy de la quinta región de Chile, de la zona de Valparaíso. Siempre me esforcé por tener las mejores notas, hasta que acabé y le dije a mis papás: “Cumplí y ahora me dedico a lo que me gusta”.

“Mi personaje tiene carga con el tema del abuso de drogas. Eso me gratifica, poner sobre la mesa temas que están lapidados socialmente y generar empatía”

Aunque venías de hacer series muy populares, esto es otro nivel de fama ¿Cómo lo estás llevando? Fui de viaje al Sur de Chile, que no hay nadie, y de repente llego a mi hotel y estaba lleno de gente. En Nueva York, en Londres… no hay ningún territorio donde no seamos conocidos. Esto es como Black Mirror, un poco mentira. Lo ves de manera tangible, en los aeropuertos. No hay ningún lugar donde no hayan visto Élite. Todo es muy positivo pero en algún momento se torna un poco violento.

¿Cómo es el giro de Valerio en la tercera? El guion es muy bonito. Me emociona mucho haber construido un personaje que tiene tanto que aportar, hay muchos valores que rescatar, con los que me identifico, banderas liberales, la tolerancia a la diversidad… No tiene que ver ya con el uso de drogas o con el sexo, sino porque es honesto…cuando se quiebra, se quiebra. Ahora tiene conflictos con todos, no ya solo con su hermana, y todos sacan cosas distintas de él. Yo como actor también me sorprendí.

¿Qué te imaginas haciendo después de Élite? Algo totalmente diferente, me gustan los desafíos. Hice musicales. Me gustaría hacer acción, terror, no le hago ascos a nada.

¿Cuántas temporadas más te ves en la serie? Si Valerio tiene que continuar, continuaremos. Si no, no. Yo estoy trabajando, soy uno más. La decisión es de la gente de arriba

¿Te quedarás en España después de Élite? Vine por la serie pero planeo quedarme. Madrid es muy acogedora, tienen una calidad de vida súper guapa, la gente es empática. Creo que va a ser mi segunda casa.

Esta entrevista es un avance del gran reportaje sobre Élite que publicaremos en el próximo número de ICON, a la venta desde el sábado 4 de abril.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Similar Posts

Leave a Reply