Lo último

Primadomus extrema las precauciones para evitar contagios entre los primates

El mayor centro de rescate de animales exóticos del sur de Europa, el AAP Primadomus de Villena, extrema las medidas de precaución para evitar que la pandemia del coronavirus alcance a alguno de los 87 primates que habitan sus instalaciones.

La directora de AAP Primadomus -Protección y Defensa Animal por sus siglas en inglés-, Marta Merchán, explicó ayer que seis cuidadores se han trasladado al recinto a vivir «lo más confinados posible» con el objetivo de garantizar la atención a los monos, macacos y a los 29 grandes felinos que tienen bajo tutela.

En las 20 hectáreas de las instalaciones en la sierra de Salinas, entre las provincias de Alicante, Albacete y Murcia, se rehabilitan física y emocionalmente macacos, monos, pumas, leopardos, leones y tigres decomisados del contrabando y la tenencia ilegal de toda Europa, muchos de ellos de circos a causa de un entretenimiento «mal entendido». El aislamiento de estos cuidadores también evita que haya contagio entre compañeros en una plantilla formada por 45 personas entre trabajadores y voluntarios.

Algunos estudios apuntan a que la enfermedad también les puede afectar, aunque en menor medida que a los humanos

Los estudios científicos internacionales apuntan a que algunos tipos de primates -no así los felinos- pueden sufrir el coronavirus de forma similar a los humanos, aunque no está bien definido el alcance. Por ello, en Primadomus han acentuado todas las cautelas. La creación de esta singular unidad de cuidadores recluida en el centro y la consiguiente bajada de personal en el interior ha obligado a adaptar las actividades con los animales para que estos días sean «las mínimas e imprescindibles».

Se han cambiado algunas rutinas como aplazar a más adelante las sesiones de socialización de los primates que ya han sido rehabilitados físicamente para que aprendan a vivir con otros individuos de su especies. También han disminuido los entrenamientos previos a los chequeos veterinarios. Por el contrario, se mantiene invariable el resto de su día a día, como los hábitos en torno a la alimentación y las horas de asueto al aire libre.

Macaco Rhesus

La responsable del área de primates, Olga Bellón, indicó que se sabe que el macaco Rhesus y también la especie Cangrejera pueden padecer el virus con síntomas parecidos a los humanos, aunque algo más suaves en cuanto a los problemas respiratorios, las fiebres y las lesiones en los pulmones. En todo caso, explicó que a diferencia de otras ocasiones, ahora no hay en Villena ejemplares de estas especies, y todas son de macaco de Berbería -o de Gibraltar- y de Cola de Cerdo, y monos Chimpancés, Capuchinos y Titís.

El innovador recinto de Villena, el segundo de AAP Primadomus junto a otro en Holanda, fue el primero español reconocido por CITES -Comercio Internacional de Especies Amenazadas- y fue avalado en 2009 por la antropóloga inglesa Jane Goodall, premio Príncipe de Asturias 2003. Trata de ofrecer soluciones preventivas a largo plazo, sensibilizar a la opinión pública y luchar por un mejor marco legislativo a beneficio de un futuro mejor para los animales exóticos, según explicó la directora, que acaba de incorporarse a su puesto al frente del centro.

Similar Posts

Leave a Reply