Economía

Seat eleva su beneficio un 17% tras superar los 11.000 millones en ventas

Seat cerró el año pasado con un beneficio neto de 346 millones de euros, un aumento del 17,6%, que marca un nuevo récord en la historia de la marca española propiedad del Grupo Volkswagen. La compañía obtuvo esos números tras elevar su facturación un 11,7% y superar los 11.000 millones (11.157). Y lo hizo el mismo año que marcó la etapa final de Luca de Meo en la presidencia de la empresa y del consocio germano, tras su decisión en diciembre de dirigir a partir de julio a Renault.

Para la compañía, los resultados financieros del año pasado “permiten afrontar con garantías los desafíos que plantea el año 2020”, año en el que la marca preveía nuevos lanzamientos y que, en estos momentos, como sucede en el resto del sector automovilístico, está paralizada a causa del azote de la crisis del coronavirus. El presidente interino, Carsten Isensee, asegura que los resultados obtenidos suponen “una base sólida” para construir el futuro de la compañía. Solo el año pasado se invirtieron 1.259 millones de euros.

Seat asegura que su cash flow, de 1.092 millones de euros, sitúa al fabricante de vehículos entre las diez primeras compañías españolas por flujo de caja.

La mejora de los resultados está vinculada a un incremento de las ventas (vendió 574.078 unidades, un 11% más) y a un incremento del precio de los coches vendidos, una mejora que llegó de la mano del desembarco en la gama de todocaminos y ha avanzado con el lanzamiento de la submarca Cupra, que vende sus coches a casi el doble de precio que sus similares de Seat.

“El objetivo principal para este año es mejorar la rentabilidad de nuestras ventas y estabilizar la cuota de mercado”, señala a través de un comunicado Wayne Griffiths, vicepresidente comercial de Seat.

Respecto a las previsiones para 2020, Isensee niega capacidad de realizar “cualquier estimación fiable” y asegura que la prioridad es retomar l producción cuanto antes posible.

Similar Posts

Leave a Reply