Lo último

España compró test de baja calidad a una empresa china sin licencia

China ha afirmado este jueves que España compró los test para coronavirus que no están ofreciendo resultados fiables a una empresa que «no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos».

«El Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida», ha afirmado la Embajada de China en varios mensajes en su cuenta de Twitter.

Fuentes de la Embajada de China explican que el Gobierno de su país proporcionó a la Embajada de España en Pekín, que ha realizado las compras de material, una lista de proveedores con licencia oficial en la que no aparece la empresa Bioeasy, fabricante de los lotes no fiables. «No entendemos cómo España ha llegado a esta empresa», aseguran sorprendidas estas fuentes.

La Embajada del país asiático aclara que la compra de los 5,5 millones de test que anunció el miércoles el Ministerio de Sanidad «está en curso y los materiales no han salido de China aún». También aclara que «las donaciones realizadas por el Gobierno de China y otras entidades como Alibaba no incluyen productos suministrados por Shenzhen Bioeasy Biotechnology».

Por su parte, el jefe de Emergencia de Sanidad, Fernando Simón, ha reconocido sin ambages que el primer lote que test rápidos de coronavirus que compró la administración central en China no funciona, tal y como vienen denunciando los primeros médicos que lo han usado, que aseguran que da falsos negativos.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Simón, en esencia, ha admitido que el proveedor asiático se la ha ‘colado’ a Sanidad con un lote de 9.000 test cuyas funciones reales «no corresponden a lo que venía en los certificados de calidad con marcados con el sello CE». Esto es, su umbral de detección es mucho menor al que prometía el etiquetaje.

Estos aparatos, según han admitido los técnicos de Sanidad, no fueron probados antes de su adquisición por las premuras con las que se realizó la compra. El propio Simón ha admitido este jueves que los test llegaron directamente al Centro Nacional de Epidemiología y a varios hospitales de Madrid, que, durante el proceso de «validación», han sido los que han comprobado que no localizan la mayoría de casos positivos.

Simón ha explicado que ya se ha procedido a devolver este primer lote, mientras la Administración central, ha asegurado, ha logrado ya cerrar con otros proveedores chinos la compra de otros cinco millones de test, que estarán en España en un «breve plazo».

Entre esos nuevos test habrá de dos tipos, según han explicado los responsables de Sanidad: antigénicos, que son los que localizan si la infección activa y que son las pruebas más básicas, y test serológicos, que permiten comprobar la presencia de anticuerpos en la sangre y que, por tanto, pueden determinar si una persona ha sufrido la enfermedad incluso después de pasarla. Estos últimos test, ha apuntado los especialistas de Sanidad, serán los que permitirán dilucidar, a través de muestras amplias de la población, si, como se sospecha, decenas de miles, quizás centenares de miles, de españolas ya han pasado el coronavirus.

Falta de efectividad

Los primeros test rápidos para detectar el coronavirus que han llegado a España desde China no son efectivos. Un informe de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) publicado este miércoles subraya que según los primeros análisis, sólo el 30% de las pruebas realizadas ofrece resultado positivo, en contraste con el 84% de positivos cuando se utiliza la técnica conocida como PCR (reacción en cadena de polimerasa), más lenta, pero que ha sido hasta ahora la referencia. Los investigadores aseguran que tiene una sensibilidad muy baja.

En su documento, la SEIMC desaconseja el uso de este test rápido para detectar el coronavirus. «Su aplicación puede ser limitada y debe ser complementaria a la RTPCR», explican los expertos en enfermedades infecciosas. La PCR, insisten, «es la técnica más útil y debe considerarse el procedimiento de referencia». El Gobierno anunció este miércoles que ha comprado 5,5 millones de test más, pero se desconoce si son también de esta empresa.

Similar Posts

Leave a Reply