Lo último

Los sindicatos urgen al Gobierno a que impida los despidos mientras dure la crisis del coronavirus

Comisiones Obreras y UGT le han transmitido al Gobierno que hay que dar un paso más con las medidas adoptadas para la protección de los trabajadores durante la crisis provocada por el coronavirus y le han propuesto dificultar los despidos, a la vista de que, como advierten, la flexibilización de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) no los está evitando. A este respecto, Unai Sordo, secretario general de CC OO, ha explicado que ello se puede materializar con varias alternativas, como una moratoria a los despidos (que no se pueda despedir en estas circunstancias), vincular las ayudas de financiación preferente o créditos blandos a las empresas a que no se despida, o modificar de manera coyuntural la indemnización por despido, llevándola de nuevo a los 45 días por año. El objetivo, como ha planteado Sordo, «que no sea rentable despedir». «Es una reivindicación que le hicimos el otro día al Gobierno», ha apuntado esta mañana en una rueda de prensa telemática conjunta con su homólogo de UGT, Pepe Álvarez.

Los sindicatos argumentan que los ERTE por fuerza mayor recientemente aprobados y a los que pueden acogerse las empresas afectadas por las medidas adoptadas para contener la expansión del coronavirus deberían haber servido para que no se despidiera porque les eximen a las empresas de pagar al asalariado y las cotizaciones a la seguridad social. «No tiene sentido económico despedir», afirma Sordo, quien concede que las indemnizaciones por despido son tan bajas y los contratos son de tan baja duración que deberían tomarse medidas para tapar la vía de agua que se ha abierto en el empleo.

Los sindicatos calculan que los despidos pueden alcanzar el millón, a los que podrían sumarse 750.000 rescisiones de contratos temporales.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

«Estamos desilusionados y sorprendidos por la cantidad de despidos que hay en nuestro país. No son necesarios. Hemos tomado medidas para que no sea necesario el despido», ha añadido Pepe Álvarez, aludiendo a los ERTE por fuerza mayor.

Pero, en relación a estos instrumentos, la alternativa acordada entre la patronal y los sindicatos y después aprobada por el Gobierno y que se tramita en un máximo de cinco días, Pepe Álvarez ha planteado que ha de añadírseles una salvaguarda para que sea posible exigir responsabilidades, para que la administración conserve el derecho a revisarlos a posteriori para certificar que ha sido el impacto del coronavirus el que ha justificado hacer uso de ellos. Porque en el número que están alcanzando, y sus afectados, «estamos hablando de cifras astronómicas», ha señalado Álvarez. «Todos los datos que habíamos manejado se están quedando muy cortos. Empiezan a observarse cifras por encima de las más pesimistas», añadió. En particular en cuanto a los afectados por ERTE, Sordo afirmó que «van a superar ampliamente el millón» de afectados.

Ante la propuesta de que los ERTE por fuerza mayor se tramiten de forma automática, tanto CC OO como UGT se han manifestado en contra.

Similar Posts

Leave a Reply