Lo último

«Se nos añade el problema del clima»

Vicent Guillot es el agricultor valenciano responsable de abastecer de perejil a Mercadona a través de la marca Verdifresh, además de proveer de alcachofas a conserveras. En su caso, la crisis sanitaria le llevó a tener un repunte de la actividad al comienzo de la alarma hace dos semanas. Sin embargo, indica que ahora mismo la carga de trabajo es la habitual y que su principal reto, ahora mismo, es salvar el producto del temporal de estos días, así como mantener a sus cinco trabajadores sin exposición al virus.

«Los primeros días de la semana pasada sí hubo más carga de trabajo, pero ahora se ha estabilizado la demanda», cuenta el agricultor, que añade que el precio del producto se ha mantenido estos días pese al incremento de las ventas en los lineales de Juan Roig.

Aunque la crisis sanitaria no ha golpeado al negocio de Guillot, el factor climatológico está causando estragos, como tantas veces ocurre en el sector agrícola. «Se nos añade el problema del clima. Ahora está haciendo la temperatura que tendría que haber hecho a principios de febrero, entonces la verdura de invierno se ha espigado y estamos segando verdura joven, que hay menos. El tiempo ha sido malo porque ha ido al revés de lo habitual», señala el proveedor de Verdifresh.

Tal y como cuenta, han pasado dos meses en los que no ha llovido nada y donde las temperaturas han sido más altas de lo normal para principios de año. «Las plantas de invierno necesitan la temperatura de invierno. Hemos perdido bastante volumen de cultivo, pero es algo habitual en el sector. Son los problemas de la climatología» explica Guillot y añade que «la agricultura hay que hacerla en sus tiempos, porque sino pierden calidad».

Por lo que respecta a sus trabajadores, indica que cada uno opera en una zona distinta, por lo que no tienen contacto entre ellos. «Gracias a Dios de momento vamos bien, no hemos tenido ningún problema. No somos una aglomeración de gente, hay espacio, así que no tenemos una exposición tan grande. Además, también llevamos mascarilla», señala.

En ese sentido, Guillot agrega que ahora mismo están «haciendo lo imprescindible, que es recolectar». El agricultor, que maneja aproximadamente un poco más de 30 hectáreas, afirma que en su caso no se plantean un ERTE.

Similar Posts

Leave a Reply