Las noticias

El invierno que no fue llega en primavera

En Madrid capital, donde apenas cae algún copo de nieve una media de tres veces al año, ha nevado tímidamente en zonas altas a primeras horas de este viernes 27 de marzo. La anécdota, que rompe con la rutina del confinamiento por el coronavirus, ilustra a la perfección el tiempo que hará este fin de semana y que se prolongará la semana que viene: temperaturas bajas para esta época del año, chubascos intermitentes, nieve en cotas bajas del sureste y del norte…

Después de un 2020 sin invierno, hemos tenido que esperar a la llegada de la primavera para que haga un tiempo invernal y lo de este viernes es solo un pequeño aperitivo”, certifica al teléfono Beatriz Hervella, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La meteoróloga explica que son tres los actores que dan lugar a esta situación: “Por un lado, hay un potente anticiclón situado al sureste de Groenlandia y noreste de las islas Británicas, que impide que las borrascas circulen por sus latitudes habituales y que también envía a España un aire muy frío procedente de Escandinavia, lo que hace que las cotas de nieve sean relativamente bajas”.

El segundo agente es “una dana (depresión aislada en niveles altos) en el Mediterráneo, que va a introducir aire de componente marítimo, lo que producirá inestabilidad en la zona y chubascos intermitentes que se irán desplazando por el Levante a lo largo del fin de semana”. El tercer ingrediente, ya de cara a la semana que viene, será “otra dana que llega por el Atlántico y que previsiblemente avanzará el lunes y el martes por el Estrecho”. Dejará precipitaciones en el sur y, dependiendo de cómo se combine con el aire frío, nieve en cotas relativamente bajas.

La conjunción de estos tres factores se traducirá en varios días de ambiente invernal. Este viernes, la cota de nieve ha arrancado en el sistema Central e Ibérico en 700/800 metros, pero ha subido muy rápidamente. A mediodía, se situaba ya en 1.000 metros y por la tarde, en 1.200. Aparte de la nieve testimonial de esta mañana en Madrid, se esperan nevadas de mayor importancia esta tarde en el sureste peninsular. Seis provincias, Cuenca, Albacete, Jaén, Granada, Murcia y Almería, tienen aviso amarillo, el más bajo de los tres existentes, por nevadas que irán de dos a diez centímetros.

Pero lo más significativo son las temperaturas, que han caído bruscamente en todo el país, sobre todo en el sureste, donde se registran entre cinco y seis grados menos que este jueves. En Castilla-La Mancha, Murcia y zonas de Andalucía oriental, “la anomalía es de hasta 10 grados por debajo de lo normal”, subraya la portavoz. En el centro, los termómetros marcan entre tres y cinco grados menos de lo habitual y en el norte, dos. El noroeste es la zona que más se acerca a los valores de primavera.

El sábado, la inestabilidad se concentrará en el área mediterránea, con chubascos sobre todo en el sureste, en Baleares y en el aérea del Estrecho. Las provincias arriba citadas, excepto Cuenca, continuarán con aviso amarillo por nieve. En cuanto a las temperaturas, el sureste recupera cinco grados. “Con todo, seguiremos con temperaturas por debajo de las típicas para la época. La anomalía será de cinco a seis grados en el sureste, y en el centro, de dos a tres. De nuevo, los valores que más se aproximan a las medias se darán en el noroeste”, detalla Hervella.

El domingo por la mañana proseguirá la inestabilidad en el aérea mediterránea, con chubascos puntuales y dispersos, más probables en Baleares. Por la tarde, la lluvia y la nieve se desplazarán al tercio norte. La cota se situará en el Cantábrico en 700/900 metros, mientras que en el sistema Ibérico y Pirineos estará en 1.000/1.200. Asturias y Cantabria tienen ya activos avisos amarillos por acumulaciones de cinco centímetros de nieve. Las temperaturas seguirán subiendo en el Levante, pero caerán entre tres y cuatro grados en el litoral norte y el Cantábrico. “Salvo en Galicia, en el resto del país la anomalía será de tres grados menos de lo habitual”, completa la experta.

La semana empezará con nuevo descenso brusco de las temperaturas, que durará al menos hasta el jueves y que será generalizado, aunque afectará más a la mitad norte y al centro. “Será un episodio de temperaturas excepcionalmente bajas, con máximas que no superarán los 10ºC en amplias zonas de la mitad norte e incluso estarán por debajo de los 5ºC cerca de los sistemas montañosos”, destaca la Aemet.

El lunes por la mañana, añade Hervella, se mantienen las precipitaciones y nevadas en cotas bajas en el tercio norte y por la tarde-noche, con la llegada de la nueva dana al área del Estrecho, aumentará la posibilidad de precipitaciones en Andalucía occidental y en el sur de Extremadura. No se descarta que pueda nevar en zonas bajas. El martes, la dana seguirá avanzando, con probabilidad de lluvias en el centro y en el Mediterráneo. La cota irá en ascenso, de forma que por la tarde ya no se esperan nevadas.

Similar Posts

Leave a Reply