Lo último

Georgia rechaza la compra de los mismos test para la detección del coronavirus que España adquirió

La ministra de Sanidad georgiana, Yekaterina Tikaradze, ha dicho hoy durante un encuentro con periodistas que el Gobierno del país, tras saber lo que ha pasado en España, ha decidido rescindir el contrato que tenía con la compañía china Shenzhen Bioeasy Biotechnology para la adquisición de 215.000 test de detección del coronavirus por un precio de 1.182.500 dólares, lo que sale a 5,5 dólares cada test.

Shenzhen Bioeasy Biotechnology es exactamente, según quedó constatado en la rueda de prensa, la misma empresa que ha suministrado los sistemas de análisis a España. Tikaradze sostiene que los test contratados no llegaron a Georgia, por lo que no han podido comprobar su efectividad, y que el pago a la compañía china tampoco se ha llegado a realizar.

Sanidad devolverá la partida completa de los 640.000 test comprados a China

El jueves, el Ministerio de Sanidad español anunció la retirada de 9.000 pruebas rápidas Bioeasy. Se argumentó que en el primer envío, sobre un total de 340.000 unidades que había encargado el Ejecutivo español, la sensibilidad de la prueba era solo del 30% cuando se había garantizado que alcanzaría el 80%.

«Partiendo del hecho de que Bioeasy es una compañía altamente responsable, publicó una nota y retiró sus productos de todos los mercados», aseguró la ministra georgiana. Según sus palabras, «Georgia tenía un acuerdo con esta compañía, pero, hasta la fecha, estas pruebas no han aparecido en el laboratorio Lugar » de Tiflis.

Tikaradze, citada por los principales medios de comunicación georgianos y muchos rusos, agregó que todos los test de COVID-19 adquiridos por su país se ensayan antes de su empleo y comercialización en el Centro de Investigación Sanitaria Richard Lugar. «Sólo después de ello los utilizamos para su aplicación a gran escala (…) no hay riesgo para nuestros ciudadanos de que las pruebas que han pasado la homologación de los laboratorios Lugar puedan arrojar un diagnóstico incorrecto», añadió.

También explicó que actualmente las autoridades georgianas negocian la compra de 2.000 test a otra compañía, que no reveló, y, si los resultados de laboratorio son satisfactorios, habrá más compras. «Una vez la calidad de los fármacos de detección del coronavirus quede confirmada por nuestros especialistas en enfermedades infecciosas, adquiriremos una nueva partida», declaró Tikaradze. Así mismo, la ministra hizo referencia a 1.000 detectores del COVID-19 donadas por las autoridades de la provincia china de Sichuan, cuya calidad, señaló, «no deja ninguna duda. No fueron producidas por Shenzhen Bioeasy Biotechnology».

A día de hoy, en Georgia hay registrados 81 casos de coronavirus, 247 personas se encuentran bajo supervisión médica y 4.505 en cuarentena. No ha habido todavía ninguna muerte.

Similar Posts

Leave a Reply