Economía

Indra anuncia un ERTE para 10.000 empleados y una rebaja del sueldo para el resto

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra.Pablo Monge

La empresa multinacional española Indra ha anunciado este viernes una serie de medidas temporales entre las que incluye un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), mayoritariamente en la modalidad de reducción de jornada, y la rebaja salarial para los empleados no afectados por el expediente, con las que busca hacer frente al impacto económico de la Covid-19 en sus ingresos. Las medidas temporales han sido tomadas ante la caída de la demanda de algunos clientes y la imposibilidad de ejecutar ciertos proyectos en el extranjero, según ha comunicado la empresa en un comunicado.

Aunque la compañía no ha cifrado el alcance del ERTE, fuentes sindicales apuntan a que los afectados serán en torno a los 10.000 empleados de los 28.000 que el grupo tiene en España. De ellos, 6.600 del área de tecnologías de la información; 3.000 de Transporte y Defensa y 700, del corporativo.

La empresa ha asegurado que ha tomado la decisión “de cara a garantizar sus capacidades, su orientación al crecimiento y el mantenimiento de empleo cuando la economía se recupere y la situación retorne a la normalidad”. El ERTE propuesto afectaría a una parte de la plantilla en España, y se comenzaría a aplicar gradualmente en función de las necesidades, con pesos distintos en las diferentes áreas del grupo. Este expediente de regulación será mayoritariamente en la modalidad de reducción de jornada.

La rebaja salarial se aplicaría a todos los empleados no afectados por el ERTE y tendría un impacto “creciente, proporcional al sueldo”, empezando en el 5% y subiendo de forma gradual hasta acabar en el 25% para el caso del presidente de la compañía, así como para la retribución del Consejo. Esta rebaja salarial no se aplicaría a los empleados con sueldos por debajo de los 25.000 euros anuales, ni a aquellos empleados que no estén por encima de las tablas de convenio.

Indra ha dicho que estas medidas de carácter temporal responden a la reducción de la demanda de varios de sus clientes igualmente afectados por la pandemia, y, adicionalmente, a las limitaciones a la movilidad en España y entre países que están afectando su capacidad productiva. La ejecución de proyectos en el extranjero también se ha visto impedida así como la tarea de completar las pruebas de recepción o puesta en marcha de productos ya terminados para alguno de sus principales clientes.

Otros expedientes

Al caso de Indra se ha sumado este viernes el ERTE anunciado por el club deportivo del Atlético de Madrid para afrontar las consecuencias económicas del parón del fútbol a causa de la pandemia del coronavirus. La medida afecta “tanto a empleados como a jugadores y técnicos” de sus equipos, según explicó el consejero delegado del Atlético, Miguel Angel Marín, en una declaración pública, sin dar cifras.

La Federación Catalana de Fútbol (FCF) también ha informado este viernes la presentación de un ERTE “por causas de fuerza mayor”, y que, además, suspenderá el pago a profesionales externos y a proveedores no esenciales. A través de un comunicado, la FCF afecta a las 14 delegaciones que tiene la Federación Catalana y a 169 trabajadores, y la reducción de la jornada en un 25% para 17 trabajadores, que están asignados a los servicios mínimos de atención al público

Las multinacionales Telepizza y Coca-Cola European Partners, la mayor embotelladora de la marca estadounidense, han anunciado medidas similares. Telepizza ha informado que negocia un ERTE parcial con sindicatos, que afectará a parte de la plantilla todavía por decidir, del total de sus 18.000 empleados en España, aunque la empresa anunció que mantiene operativo el servicio a domicilio.

Mientras que Coca-Cola ha propuesto un ERTE en España “por causas productivas”. La firma había cerrado el ejercicio de 2019 con cerca de 17.500 empleados en los diferentes mercados europeos en donde opera.

EL distribuidor independiente de Movistar Commcenter también ha presentado un ERTE para el 74% de su plantilla en España que se acerca a los 450 trabajadores. Mientras que Lladró, la empresa española de figuras y productos de porcelana, con sede en Valencia, ha informado que aplicará un ERTE de 89 días en las cuatro empresas que conforman al grupo, aunque no ha especificado el número de trabajadores que resultarán afectados ni la fecha de ejecución que solicitará para esta medida.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Similar Posts

Leave a Reply