Economía

Portugal arremete contra la “repugnante” respuesta de los Países Bajos a la crisis sanitaria

El primer ministro portugués, António Costa, el jueves en la conferencia de prensa tras la reunión por videoconferencia de la Comisión Europea.El primer ministro portugués, António Costa, el jueves en la conferencia de prensa tras la reunión por videoconferencia de la Comisión Europea.ANTONIO PEDRO SANTOS / EFE

“Re-pug-nan-te”. Así, silabeando la palabra, respondió el primer ministro de Portugal, António Costa, al ministro neerlandés de Finanzas que sugirió una investigación a España por no tener recursos presupuestarios suficientes para contener la pandemia. Wopke Hoekstra sugirió investigar por qué algunos países no disponen de margen presupuestario para afrontar una nueva crisis pese a que la zona euro lleva siete años de crecimiento ininterrumpido. No mencionó ningún país en concreto, pero era evidente que el aviso iba dirigido a España e Italia, los socios europeos más afectados por el coronavirus y que en la cumbre europea del jueves apelaron a la solidaridad de todos para reclamar medidas conjuntas contra la pandemia.

Después de la reunión, Costa cargó en una rueda de prensa contra la posición neerlandesa. “Ese discurso es repugnante en el marco de la Unión Europea. Esa es la expresión adecuada: re-pug-nant-te, porque no estamos dispuestos a volver a oír a ministros de Finanzas holandeses como ya oímos en 2008, 2009, 2010 y años consecutivos”. Costa se refería a la frase del exministro Jeroen Dijsselbloem, quien en una entrevista muy polémica sugirió que no se prestara fondos a los países que no hicieran los deberes, así como nadie prestaría a quien se gastara el dinero en “alcohol y mujeres”.

“Es hora de comprender a todos”, añadió Costa en un encendido discurso, “que no fue España quien creó el virus ni fue España quien lo importó; el virus infelizmente nos atrapa a todos por igual. Si no nos respetamos todos, los unos a los otros, y si no comprendemos que ante un desafío común tenemos que responder en común entonces nadie ha comprendido lo que es la UE. Si algún país de la UE cree que resuelve el problema del virus dejándolo suelto en los otros países, está muy engañado. El virus no conoce fronteras, los primeros portugueses contaminados lo fueron por viajar a otros países, no podemos culpar a esos países”, concluyó el primer ministro.

La cumbre de líderes de la UE acabó el jueves sin un acuerdo sobre un plan económico para superar la crisis ante la resistencia de países como Alemania y los Países Bajos a respaldar medidas ambiciosas más allá del tipo de rescate sujeto a condiciones y que se puso en marcha durante la crisis financiera. Costa, sin embargo, se centró en la posición de los Países Bajos: “Es una absoluta inconsciencia ese tipo de respuesta, es recurrente, mina completamente el espíritu de la UE y es una amenaza para su futuro. Si la UE quiere sobrevivir es inaceptable que un responsable político, sea del país que sea, pueda dar una respuesta de esa naturaleza ante una pandemia como la que vivimos. Por cosas como estas ya todos percibimos que era insoportable trabajar con el señor Dijsselbloem, pero por lo visto hay países que insisten en ir cambiando de nombres y mantener personas con el mismo perfil”.

Hoy viernes por la tarde, en una visita a un centro de investigación en Matosinhos, Costa fue preguntado si se excedió en la respuesta al ministro holandés: “Quién, yo? Está bromeando. Quien se excedió fue él”.

“Pretender resolver la pandemia en Holanda sin hacer nada en España o Italia es no entender nada”, añadió. Costa recordó cómo Portugal ayudó en la crisis emigratoria de países centroeuropeos siendo de los primeros países en ofrecerse a recibir migrantes. En referencia a la posición de los Países Bajos en esta crisis, dijo: “Es el mismo espíritu y comportamiento que ya tuvieron en 2008 y 2009; ahora no se trata solo de economía sino de salvar vidas humanas, por eso es repugnante”.

Similar Posts

Leave a Reply