Lo último

Alemania dice seguir el modelo surcoreano de restricciones

Alemania mantendrá las restricciones a los contactos sociales de sus ciudadanos por la pandemia de coronavirus al menos tres semanas más. «No hablaremos sobre cualquier tipo de alivio de las mismas antes del 20 de abril. Hasta entonces seguirán en vigor todas las medidas», afirma Helge Braun, ministro federal de la Cancillería, en declaraciones hoy al rotativo berlinés Tagesspiegel. Las personas de edad avanzada deberán contar con un tiempo más largo de aislamiento social que los jóvenes. «Hay algo común a todos los modelos, da igual por cual nos decidamos, y es que los mayores y enfermos crónicos en nuestra sociedad deben ser protegidos de manera eficaz contra infecciones hasta que exista una vacuna», subraya Braun.

La velocidad de expansión de la epidemia de Covid-19 será determinante para el alivio de las restricciones en este país, comenta Braun. «Si conseguimos ralentizar el aumento de la velocidad de infección hasta diez o doce días antes de que se dupliquen los casos, sabremos que vamos por el camino correcto», señala el ministro, quien destaca que hasta ahora las cifras de casos se han ido duplicando cada tres días. «Después de Semana Santa podremos saber cuál es el panorama a partir del 20 de abril», comenta Braun, para el que la población alemana está respetando las normas de manera ejemplar, por lo que «estoy convencido de que en unos días nos veremos recompensados por el éxito».

El ministro federal de la Cancillería revela que el gobierno alemán está siguiendo el modelo surcoreano que mezcla medidas eficaces. «Han ejecutado las mismas restricciones de contactos que practicamos en Alemania. Además han utilizado un ‘tracking’ digital por el que se registra de manera prácticamente automática si se ha tenido contacto con infectados», explica Braun. Al igual que Corea del Sur, Alemania practica una política de test masiva para detectar infecciones entre la población.

El presidente del Colegio de Médicos alemán, Klaus Reinhardt, es partidario de ingresar provisionalmente al mayor número posible de ancianos en residencias para la Tercera Edad, que se encuentran aisladas del mundo exterior desde hace semanas y en las que solo de manera muy aislada se han registrado contagios por Covid-19. A diferencia de Italia y España, Alemania tiene un elevado número de ancianos que viven en residencias y no bajo el mismo techo con hijos y nietos, lo que eleva el peligro de infección. «Esto puede ser una ventaja decisiva en la lucha contra la pandemia», afirma Reinhardt en declaraciones al diario Neuen Osnabrücker Zeitung.

El presidente de la conferencia de ministros de Interior de los 16 estados federados germanos, Georg Maier, exige trabajar en un escenario de salida para la pandemia. «Debemos mantener las restricciones a los contactos sociales y el cierre de centros educativos de manera consecuente hasta que en una o dos semanas sepamos hasta que puntos son eficaces esas medidas», declara Maier en el periódico Die Welt, en el que demanda que a la vez se reflexione ya sobre una estrategia para abandonar poco a poco las restricciones. «Si las limitaciones de contactos se mantienen más de cuatro semanas llegaremos a un límite», comenta Maier, para el que la carga psicológica para la población será entonces demasiado elevada y se disipará la aceptación de las medidas. El político socialdemócrata exige igualmente seguir el ejemplo de Corea del Sur y apostar por la práctica de test masivos y el aislamiento de los enfermos.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Aparatos de transporte de la «Luftwaffe», la fuerza aérea alemana, han iniciado un puente aéreo con el norte de Italia para trasladar a este país enfermos graves con infecciones de coronavirus. Los vuelos se realizan con un Airbus hospital A310 MedEvac con unidades de cuidados intensivos, que este sábado trasladará previsiblemente a seis ciudadanos italianos desde Bérgamo a la ciudad alemana de Colonia. «En tiempos de gran necesidad es lógico que ayudesmos a nuestros amigos», dijo la ministra federal de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer. «Por eso recogemos con nuestra unidad de cuidados intensivos volante de la Luftwaffe a enfermos graves en Italia para su tratamiento en Alemania. Este es un importante signo de solidaridad. Europa debe mostrarse unida», dijo la ministra. Alemania lleva ya una semana recibiendo pacientes afectados del coronavirus desde Italia y Francia para ser tratados en hospitales locales.

Informa Juan Carlos Barrena. Corresponsal en Berlín

Francia

«Solo estamos al principio de la ola epidémica»

Francia ha prolongado el confinamiento obligatorio de su población durante dos semanas más, hasta el 15 de abril ante la amplitud de los contagios. «Solo estamos al principio de la ola epidémica», ha dicho su primer ministro, Édouard Philippe, cuando el país galo roza los 2.000 fallecidos y hay casi 3.800 en reanimación. Una cifra que aumentará de forma importante cuando el Gobierno empiece a contabilizar «en los próximos días» los muertos que se producen por el Covid-19 en residencias de ancianos y en domicilios particulares, fuera de las estadísticas oficiales hasta el momento. Los expertos aseguran que el pico de la epidemia se alcanzará entre el 5 y el 15 de abril.

Los traslados de pacientes graves a regiones menos congestionadas continúan este fin de semana, cuando por primera vez se enviarán enfermos desde hospitales de la región de París, que se encuentran rozando el límite. Crece también el malestar por la falta de material de protección como mascarillas. El colectivo de médicos que ha presentado una demanda contra varios miembros del Ejecutivo exige ahora que el Gobierno presente los pedidos de mascarillas y test de diagnóstico de los últimos tres meses. El asunto será abordado hoy en una rueda de prensa por Philippe y el ministro de Sanidad, Olivier Véran, que han prometido «transparencia».

Informa Paula de los Ríos. Corresponsal en París

Similar Posts

Leave a Reply