Lo último

El 'Big Three' se tambalea por el aplazamiento olímpico

La decisión de aplazar los Juegos Olímpicos y moverlos al verano de 2021 supone que una merma importante para las estrellas del tenis. Para conocer al sucesor de Andy Murray como medalla de oro habrá que esperar un año más. Este aplazamiento afecta especialmente a las tres mejores raquetas del mundo: Novak Djokovic, Roger Federer y Rafa Nadal. Los tres llegaban a esta cita en el tramo final de sus carreras y probablemente iban a ser sus últimos Juegos Olímpicos.

Mover los Juegos a 2021 da un respiro a los jóvenes que tendrán un año más para esperar el declive del ‘Big Three’ y dar el asalto al trono olímpico. En este asiento dorado, solo se ha sentado Nadal, el único de los tres grandes en haberse colgado el oro olímpico hace ya doce años. Federer sí consiguió el título en dobles, mientras que Djokovic es el menos agraciado de los tres, con un bronce en la cita de Pekín 2008 y un cuarto puesto en Londres 2012.

Por eso quizás es el más perjudicado en el movimiento de fechas. El serbio estaba marcando, hasta el parón por el coronavirus, un 2020 de ensueño, con 18 triunfos, ninguna derrota y tres títulos. Tokio se adaptaba a la perfección a su juego, siendo las pistas del Ariake Tennis Park (donde se jugará el torneo) de cemento y al aire libre. Además, el de Belgrado ya se probó en este escenario el año pasado llevándose el Abierto de Tokio sin ceder un solo set. Sin la pandemia, Djokovic, actual número uno del mundo, hubiese llegado como claro favorito a Japón, pero para 2021 el escenario puede ser diferente.

Lo mismo que para Nadal, que en Tokio jugará con 35 años. Aunque para el balear estar en París 2024, torneo que se jugará en Roland Garros, es una ilusión, lo cierto es que los Juegos del año que viene pueden ser sus últimos. Su cuarto puesto en Río de Janeiro, donde estuvo mermado por una lesión, y su medalla de oro en dobles, invitaban al optimismo este año, sobre todo porque Nadal se crece cuando compite por España, como ya demostró en la pasada Copa Davis. Además, el verano pasado completó una magnífica gira de verano con semifinales en Wimbledon, triunfo en Canadá y en el US Open, por lo que su rendimiento en pista rápida estaba siendo óptimo.

En el caso de Federer, Tokio se había rumoreado como una posible despedida y podía situarse como el punto final perfecto a la historia deportiva del ganador de 20 Grand Slams. No en vano, Federer hubiera aterrizado este año en la capital nipona al borde de los 39 años. El suizo los hubiese cumplido un día antes de la ceremonia de clausura. Sin embargo, al retrasarse, lo hará a punto de cumplir cuarenta años, una edad prohibida para el tenis, ya que, por ejemplo, el campeón más veterano de un Grand Slam fue Ken Rosewall, con 37 años y 2 meses.

La espina en la galardonada carrera del suizo es esa medalla de oro individual que no ha conseguido y que se le escapó en la final de 2012 en su Wimbledon. Sí figura en su palmarés el oro en dobles junto a Stan Wawrinka en Pekín.

Amenaza para las Williams

En el circuito femenino, quienes más amenazadas se ven son las hermanas Williams (entre las dos suman nueve medallas olímpicas). Serena jugará el torneo con casi 40 años, mientras que si Venus sigue en activo lo hará con 41.

Además, con el cambio de fechas, también se modificará el criterio de clasificación y, aunque la Federación Internacional de Tenis cree que aún es pronto para confirmar fechas, el ranking de clasificación para el torneo será la primera semana de junio de 2021, por lo que tenistas que hubieran ido a los Juegos de este año, en 2021 no tendrán asegurado el billete. Los cuadros de los Juegos los forman 56 jugadores, más ocho invitados.

Similar Posts

Leave a Reply