Lo último

El ERTE del Barça, la consecuencia de vivir al límite

El ERTE del Barcelona a sus jugadores de todos los equipos profesionales y empleados ya está en marcha y confirma que el club azulgrana lleva años haciendo equilibrios para intentar mantener su altísimo tren de vida. Con la locomotora funcionando, no había problema aparente, pero estacionada en vía muerta tantos días existe el peligro de no poder volver a arrancarla o de que no pudiera alcanzar la misma velocidad. Las medidas eran inevitables.

No hace mucho presumía el Barça de que en esta temporada 2019-20 iba a superar la barrera de los 1.000 millones de ingresos, una cifra récord, con cerca de 400 provenientes del capítulo comercial, un registro que le diferenciaba de sus competidores. Pero también es de lo que más gasta en el mundo, especialmente en salarios, unos 650 millones, arrastrando además una deuda más o menos estable de unos 250 millones. Y con el fútbol detenido por la crisis de coronavirus desde el 13 de marzo hasta, como mínimo, el 11 de abril, las cuentas ya no salen. Es lo que tiene vivir al día. Toca arremangarse.

El club se reunió con los capitanes de cada plantilla profesional de forma telemática para informar de sus intenciones. No era una negociación, sino una invitación a aceptarlo como un acuerdo para que no pareciera una imposición y poder suavizar el efecto de la palabra ERTE, tan utilizada en todos los domicilios españoles estos días porque pocas familias lo van a poder evitar en sus respectivos trabajos.

El Barça confirma que incluirá a los jugadores en su ERTE

En el caso de un club con el prestigio del azulgrana, no era la mejor publicidad. De hecho, en el comunicado del jueves se habla de expedientes laborales que serán presentados ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat de Cataluña, pero se evitan las siglas del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Se disfrace de una medida consensuada o no, ya no hay vuelta atrás.

Al parecer, no todos los jugadores lo vieron con buenos ojos, aunque en general el club apreció bastante predisposición. Ocurre que se van a aplicar las mismas cifras, proporcionales, para todos, y el salario de un jugador de baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey sobre patines no tiene nada que ver con el de uno de fútbol.

El club entiende que los deportistas valorarán que es lo mejor para garantizar la vuelta a la normalidad posterior y que, además, mejorarán su imagen de cara a la población, que lo está pasando mal y vería como un elitismo humillante que los deportistas mantuvieran sus sueldos con el Barça parado. De hecho, los empleados del club sí tendrán un ERTE convencional.

La reducción contemplada para las estrellas es del 70 por ciento del salario desde el 14 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma en España, hasta que vuelva la actividad, cuando pasarán a cobrar el 100 por cien de los contratos.

El Espanyol ya lo ha presentado

Aunque el anuncio del Barcelona fue anterior, el Espanyol se ha adelantado y ya ha presentado su ERTE. El jueves por la noche, el club azulgrana anunció que serían inminente, pero dio un margen para que los jugadores entendieran la medida antes de presentar oficialmente la medida laboral. El club blanquiazul ha sido más directo y este viernes por la mañana ya lo ha tramitado con toda la documentación «por fuerza mayor y de forma unilateral». La medida afectará a todos los jugadores, entrenadores y preparadores físicos del primer equipo masculino y femenino, Espanyol B y Juveniles A y B. La medida es la reducción del salario en un 70 por ciento mientras se prolongue el parón.

Similar Posts

Leave a Reply