Lo último

El Govern tras pedir ayuda al ejército: «No se nos caen los anillos por pedir ayuda a quien haga falta»

La Generalitat se había mostrado hasta la fecha esquiva sobre la posibilidad de pedir ayuda al ejército para combatir el coronavirus. Tras negarla durante muchos días, esta petición llegó ayer por la noche, de forma muy discreta por parte de la Dirección General de atención a la infancia, organismo dependiente de la administración autonómica catalana, que reclamó apoyo a las Fuerzas Armadas desplegadas en Cataluña para desinfectar un centro de menores en riesgo de exclusión social de Badalona (Barcelona) donde se ha detectado un brote del virus. La consejera de Salud, días atrás, se negó de forma explícita a demandar ayuda al Ejército. «No se trata de pedir rescate a no sé qué ejército», dijo con desdén. Esta mañana, el Govern ha rectificado, eso sí, en un tono desafiante y molesto con quienes a su juicio se «empeñan» en buscar contradicciones, «hacer perder el tiempo» en polémicas y en tratar de hacer «mal» al Govern. «Solo faltaría. No se nos caerán los anillos por pedir ayuda a quien haga falta, es normal pedirla, utilizamos la UME como hacen tantos otros para ayudas puntuales o por una tema de precaución. La pedimos al ejército u otras autonomías», ha asegurado el consejero de Interior, Miquel Buch, después de la reunión del gabinete de crisis de seguimiento de la pandemia del Govern catalán.

Días atrás, el Ayuntamiento de Barcelona, cuando la Generalitat se negaba a pedir ayuda al Ejército, reclamó la colaboración del Ministerio de Defensa para levantar un albergue con 225 camas para personas sin hogar de la capital catalana en un pabellón de la Fira de Barcelona. Muy cerca de ahí, en otro pabellón del recinto ferial, la consejera de Salud ha anunciado esta tarde que el Gobierno catalán levantará un hospital de campaña, inicialmente con 300 camas, pero podría llegar a acoger a 2.000 pacientes o incluso más, ante la previsión de acercarnos al colapso hospitalario la semana que viene. Empezará a funcionar la semana que viene. Alba Vergès ha discrepado con el Gobierno respecto a si estamos o no llegando al pico de la pandemia. «Nuestra previsión es que no estamos llegando aún al pico», ha señalado. «Las próximas semanas habrá una tensión muy grande en nuestros centros hospitalarios», ha afirmado. La otra medida que ha anunciado el Govern es que entre mañana y principios de la semana que viene, serán realojados en hoteles unos 160 ancianos residentes en geriátricos. Una quincena de centros residenciales para la tercera edad de Barcelona están en alerta sanitaria y el objetivo de Salud es llevar a los ancianos que hayan dado positivo a tres hoteles de la ciudad para evitar que haya más contagiados en las residencias.

Mientras, la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha anunciado que si Pedro Sánchez propone mañana en su reunión con los presidentes autonómicos el confinamiento total de la población, contará con el apoyo de Quim Torra. «Si hay propuesta de confinamiento total, el Govern apoyará esta medida», según Budó. «Defendemos esta medida desde la primera reuinón de presidentes», ha dicho. «No es cuestión de territorios, es por la salud. Si Sánchez lo anuncia, tendrá todo nuestro apoyo», ha reiterado. Según la portavoz de la Generalitat, Torra acudirá al encuentro (por videoconferencia) con la máxima voluntad de «colaborar» y «cooperar» entre administraciones.

Similar Posts

Leave a Reply