Lo último

La cifra de muertes sigue batiendo récords pero cae por primera vez la de contagios

La pandemia sigue resistiéndose a ceder de manera clara y da todavía señales aparentemente contradictorias sobre su evolución. Su mortalidad vuelve a cifras récords pero parece que la expansión del coronavirus en España, donde las altas siguen creciendo a muy buen ritmo, se ralentiza ligeramente en las últimas horas conforme el país se acerca al ansiado pico infectivo.

El jarro de agua fría, sin duda, es que el número de fallecidos vuelve a subir este viernes tras el breve parón del jueves, donde por primera vez hubo menos muertos que el día anterior. La pandemia se ha cobrado en las últimas 24 horas la vida de un total de 769 personas frente a las 655 fallecidas el jueves. Nunca antes el virus se había llevado la vida de tanta gente en una sola jornada. Sin embargo, el aumento de decesos diarios se sitúa en un 18%, el ritmo del crecimiento de la mortalidad más bajo desde antes de que se decretaran las medidas de confinamiento.

Los datos son ligeramente optimistas en la expansión de los contagios. Entre el jueves y el viernes se han registrado 7.871 casos nuevos, frente a los 8.578 que se contabilizaron la jornada anterior. La cifra total de casos detectados en España asciende ya a 64.059, de los que 9.444 son sanitarios. Es un dato especialmente preocupante, ya que el numero de estos profesionales infectados se ha prácticamente doblado en apenas tres días.

Directo | Así avanza la lucha contra el coronavirus

Más allá de las pésimas cifras sobre los infectados sanitarios este viernes es la primera vez que el número absoluto de nuevas infecciones baja de un día para otro desde el inicio de la crisis sanitaria. La diferencia interdiaria supone un aumento del 18%, lo cual supone una desaceleración importante con respecto a la semana pasada donde se vieron crecimientos diarios superiores al 32%.

No obstante, advierten todos los expertos, los datos sobre nuevos positivos hay que tomarlos con mucha precaución porque es muy probable que los contagios notificados sean muchos menos de los reales, sobre todo por la carencia de test rápidos en casi todas las comunidades autónomas tras la compra fallida por parte del Gobierno de una partida de 50.000 pruebas a China. Sea como fuere, más allá de las cifras exactas de enfermos en España la tendencia de la curva, señalan estas mismas fuentes, apuntaría a que este fin de semana se alcanzará el pico, después de que la trayectoria ascendente de la curva de contagios se haya quebrado claramente durante la presente semana.

«Se mantiene la tendencia a suavizar la curva», ha destacado el jefe de Emergencias de Sanidad. Fernando Simón, que ha reconocido que la «falta de pruebas» podría hacer que la «bajada de casos» de infecciones diarias pudiera «no ser tan importante», no obstante ha hecho hincapié en que las cifras de este viernes son «halagüeñas y nos dan cierta esperanza».

Las altas

Las elevadas cifras de altas de enfermos de este viernes también confirman esa desescalada hacia el aplanamiento de la curva. En las últimas 24 horas ha sido declarados sanos un total de 2.342 personas. Es una cifra récord. Y por mucho, porque en los mejores días habían recibido el altas no más de 1.600 pacientes. El ritmo de crecimiento de los sanados es ya de un 33%, porcentaje también si parangón desde el inicio de la pandemia.

El fuerte ritmo de incremento de las altas este viernes es, quizás, el dato que más ha gustado a los expertos de Sanidad. La ratio entre infectados y sanados se ha reducido ya a 1/3 (o sea por cada alta hay tres nuevas infecciones). Esta proporción hace solo una semana era de 1/40. Cuando el número diario de contagios sea menor que las altas la pandemia se dará por controlada.

Sanidad devolverá la partida completa de los 640.000 test comprados a China

Fernando Simón también se ha felicitado de que el crecimiento de la ocupación de las UCIs siga manteniendo una tendencia de aumento «suavizada». Este viernes hay 486 personas más en estas unidades, una cifra absoluta menor que en los últimos días y que confirma que el número de enfermos graves crece un 13%, bastante menos que el 30% al que llegó hace una semana. El jefe de Emergencias, no obstante, ha advertido una vez más que el momento de mayor estrés hospitalario y de UCIs se va a producir la próxima semana, una vez se supere el pico de la infección.

«La presión sobre el sistema asistencial se va a mantener durante 3 ó 4 días desde que comience el descenso», ha reiterado Simón, quien ha avisado de que la fase descenso de la curva es igualmente peligroso y obligara a «más esfuerzos» para conseguir que el «decalaje» sea «estable». Por ello, el alto responsable de Sanidad no ha descartado que el Gobierno pueda ordenar nuevas medidas restrictivas aunque España logre alcanzar la cima de la pandemia.

Similar Posts

Leave a Reply