Lo último

Sanidad decidirá caso a caso el traslado de los ancianos de residencias a hospitales

La intervención de la conselleria de Sanidad en residencias como la de Torrent o Alcoy, donde se acumulan decenas de fallecidos por el coronavirus, ha llevado a que personal del sistema sanitario público valenciano atienda a los infectados por la enfermedad en los propios centros. En asilos como el de Santa Elena de Torrent, la Generalitat había trasladado a hospitales a aquellos pacientes que se les complicaba la enfermedad pero desde el geriátrico informaron ayer que se les ha notificado que por el momento no habrán nuevos movimientos y que se atenderá a los pacientes en la residencia. Una situación que la conselleria de Sanidad apuntó «que no es generalizada» y que se toma «siguiendo criterios médicos y caso a caso».

Desde Santa Elena se señaló que hay usuarios que incluso están recibiendo tratamientos paliativos en sus instalaciones. «El equipo médico nos ha notificado que ya no los envían a la UCI del hospital general y que los atienden aquí» señalan desde el centro. Por su parte, la conselleria de Sanidad destacó que este «es un caso particular» y que en ningún momento se ha dado la orden de que los ancianos de geriátricos no sean trasladados a hospitales porque «se actúa en función del contexto y los datos médicos». «Son los criterios que hemos aplicado desde el primer día y hay que tener en cuenta las situaciones particulares» sentenciaron.

En este geriátrico los fallecimientos por el coronavirus aumentan por días y ya se han elevado a 13. En actualidad hay 60 usuarios afectados así como la mitad de la plantilla del propio centro. Tan solo tres usuarios han dado negativos a la prueba del Covid-19 y permanecen aislados dentro de un edificio donde enfermeros, auxiliares y una médico del Hospital General atienden a los ancianos junto al personal del asilo, que continúa realizando las labores de limpieza y cocina.

Las residencias de ancianos son uno de los puntos débiles del sistema en esta crisis sanitaria ya que sus internos suelen contar con patologías previas que les lleva a ser catalogados como colectivo de alto riesgo. La expansión de la pandemia por algunos centros, pese a ser aún minoritaria, ha llevado a que muchos familiares hayan tratado de que los ancianos pasen a alojarse en sus casas y por ello Mónica Oltra, vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, anunció ayer que se prepara un protocolo para que sean posibles algunas salidas. En concreto, Oltra anunció que esta medida pactada con la conselleria de Sanidad está a la espera de un informe de la Abogacía de la Generalitat para tener «toda la seguridad jurídica».

Como indicó la vicepresidenta, esta concesión solo se producirá tras haber realizado la petición y no se concederá en todos los casos ya que se primará siempre la salud y el bienestar personal. También se tendrá en cuenta que no todos los residentes tienen el mismo grado de dependencia y que «hay personas muy difíciles de cuidar en casa», ya que las residencias disponen de material como grúas o bancos geriátricos y los mayores tienen unas necesidades de higiene específicas.

Residencia de Valencia

La situación de los centros de mayores también está generando conflictos vecinales. En Valencia, hay un enfrentamiento entre el asilo L’Acollida y el resto de inquilinos de la finca. Este complejo se ubica en la primera planta de dos patios y los vecinos denuncian «falta de higiene» en un momento muy delicado ya que el propio centro ya ha confirmado un caso de coronavirus. Desde la finca critican que aunque la Unidad Militar de Emergencias (UME) desinfectó la zona los trabajadores no lo han hecho desde entonces y utilizan zonas comunes con los ascensores en los que transportan residuos sin precintar.

242 casos positivos

La conselleria de Sanidad actualizó ayer los datos relativos a las residencias valencianas y destacó que ya son 54 los centros en los que se encuentra alguno de los 242 residentes que ha dado positivo a la prueba por coronavirus.

Ana Barceló, consellera de Sanidad, informó que en total ya hay 46 fallecidos, de los cuales 28 son de la residencia Domus Vi de Alcoy y 11 de Santa Elena de Torrent. Otro dato que preocupa es la incidencia de la enfermedad en los trabajadores ya que hay 74 casos confirmados y nada menos que 415 empleados de asilos que están en cuarentena a la espera de que se les realice un test por tener síntomas compatibles con la enfermedad.

Preguntada por la posibilidad de trasladar a hoteles a los ancianos residentes en esos centros que no estén enfermos, la consellera afirmó que no se contempla ese escenario, ya que esos hoteles medicalizados van a ser utilizados para el control de pacientes que han dado positivo por coronavirus pero que muestras síntomas leves. «No consideramos que los hoteles sean el espacio apropiado para los mayores, por las complicaciones o patologías que puedan tener. El confinamiento se lleva a cabo en la propia residencia y no se contempla ningún otro escenario«, apostilló. Respecto a la falta de comunicación de la residencia de Alcoy con los familiares, la vicepresidenta Mónica Oltra insistió en que trabajan »para que las familias puedan quitarse la angustia de no saber cuál es la situación exacta« de cada uno de los residentes.

Similar Posts

Leave a Reply