Deportes

Álex Márquez gana su primera carrera (virtual) de MotoGP

Álex Márquez toma la delantera en la carrera virtual organizada por MotoGP.Álex Márquez toma la delantera en la carrera virtual organizada por MotoGP.MotoGP.com (nombre del dueño)

Alex Márquez ya se ha estrenado en MotoGP. No se ha podido celebrar ni una carrera del Mundial de Motociclismo, suspendida como quedó la cita de Qatar, la primera de un calendario que ha visto aplazados hasta cuatro grandes premios más, pero el debutante español ya suma su primera victoria. La logró, eso sí, en un campeonato virtual. Y desde el sofá de su casa, como se hacen tantas cosas en estos tiempos de coronavirus. Tiempos en que las competiciones on line han sustituido a las de la vida real para amenizar las horas de los aficionados al deporte y para sacar el máximo provecho de los deportistas de élite, que, por otro lado, suelen pasar ya bastantes ratos enfrente de una videoconsola.

Hay pocas cosas, pues, que les dé menos pereza que coger los mandos y demostrar sus habilidades. Las del pequeño de los Márquez con el juego de MotoGP no admiten debate. “Aquí todos dicen que no practican, pero…”, soltaba Alex. “Qué viciado”, le increpaba su hermano Marc, quinto clasificado. Alex terminó la carrera, disputada en el circuito de Mugello, con más de siete segundos sobre Pecco Bagnaia (Pramac) y ocho sobre Viñales (Yamaha). Seguro que el nuevo piloto del equipo Repsol Honda firmaría ahora mismo obtener un resultado así en el año de su debut en la categoría reina.

Un buen puñado de españoles, un italiano y un portugués. Ese fue el elenco de la primera carrera virtual de MotoGP, celebrada este domingo casi casi en horario de gran premio (a las tres de la tarde) y emitida en directo por distintas televisiones y plataformas de contenido. Una carrera atractiva porque descubrió la destreza de algunos con la Play –donde por cierto, las caídas no cuentan como en la vida real–, pero también porque abrió una ventana a los hogares de los Márquez, Viñales y compañía. Y nos mostró su manera de interrelacionarse. El campeón del mundo se mostró irónico y faltón, menos habilidoso que sobre el asfalto real; Viñales era cauto y la concentración era total en las caras de Pecco y Alex Márquez, los maestros esta vez; Fabio Quartararo, el joven talento de Yamaha, reía mientras recibía a diestro y siniestro, por viciado e imprudente; y Aleix Espargaró (Aprilia) enseñó su lado más burlón: “Creo que se me ha roto el motor”, se excusaba por su malísimo rendimiento. A Miguel Oliveira (KTM) no le escuchó decir ni mú.

“El objetivo de organizar una carrera virtual entre los pilotos de MotoGP no era otro que alimentar a la numerosa comunidad de aficionados que tenemos repartidos por todo el mundo por un lado y, por otro, dotar de contenido atractivo a nuestros broadcasters en una temporada que ha empezado al ralentí pero que, estoy seguro, acabará ofreciéndonos buenas dosis de entretenimiento en la pista”, señala Manel Arroyo, Director General de Dorna, empresa organizadora del Mundial. La de este fin de semana fue la primera carrera virtual de MotoGP con los propios protagonistas, pero habrá una segunda, el 12 de abril, con los que no pudieron participar en esta cita inicial. Y Dorna no descarta que haya más.

“Hay que dar visibilidad a los patrocinadores en unos meses en los que nadie pensaba que estaríamos en letargo. Darles exposición a través de nuestras plataformas es uno de nuestros compromisos y lo cierto es que la expectación que ha creado esta carrera virtual está demostrando que ha sido una buena idea”, añade Arroyo.

Similar Posts

Leave a Reply