Lo último

La petrolera estatal rusa Rosneft cesa sus actividades en Venezuela para evitar las sanciones de Washington

Para evitar una nueva tanda de sanciones de Washington, la petrolera estatal rusa Rosneft, que dirige Ígor Sechin, uno de los hombres más cercanos al presidente Vladímir Putin, acaba de anunciar en un comunicado que cesa sus actividades en Venezuela y venderá sus activos al Gobierno de Nicolás Maduro.

Rosneft, que pertenece al 100 por cien al Estado ruso y ha mantenido hasta la fecha una fuerte presencia en el sector petrolero del país caribeño, declara que suspende su participación en todos los proyectos acordados con las autoridades venezolanas.

Se deshará en particular de sus acciones de las compañías de extracción de crudo «Petromonagas, Petroperija, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como de las empresas de servicios petroquímicos y de operaciones comerciales. ». Sus participaciones en estas compañías son del 40%, salvo Petromiranda (32%) y Boquerón (26,67%). Rosneft posee además el 100 % del proyecto gasístico de exploración de los yacimientos Mejillones y Patao, el 100 % de la empresa de servicios petroleros Precision Drilling y el 51 % de la empresa Perforosven.

De manera que todos los activos y operaciones comerciales en Venezuela se venderán o liquidarán. «Después de la resolución de los acuerdos y de la venta de activos, una de las filiales pertenecientes al 100% a Rosneft recibirá un paquete por un importe del 9,6 % de las acciones de la empresa», se subraya en la nota de prensa de Rosneft, compañía que ha sido el gran intermediario del crudo venezolano ante las sanciones impuestas por EEUU a la petrolera estatal venezolana PDVSA.

El pasado día 12 de marzo, Estados Unidos hizo saber que impone sanciones contra

TNK Trading International S.A. (TTI), una filial de Rosneft, por su apoyo al régimen de Maduro. «TNK Trading International S.A. es otra filial de Rosneft que gestiona la venta y el transporte de petróleo venezolano, sujeto a sanciones», advirtió el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Pocas semanas antes, Washington ya aplicó sanciones contra Rosneft Trading, subsidiaria de Rosneft, y decidió la congelación de activos y la prohibición de operaciones financieras con el presidente de Rosneft Trading, Didier Casimiro. Con anterioridad, la Casa Blanca ya había avisado a otras grandes empresas energéticas, como la estadounidense Chevron, la española Repsol y la india Reliance de los riesgos de comerciar con Caracas.

Moscú mantiene, no obstante, un decidido apoyo al régimen chavista. La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, en su habitual rueda de prensa semana, dijo el viernes que la acusación de EEEUU contra Maduro por «narcotráfico» es «absurda». Según la jefa de prensa de la Cancillería rusa, «nos hemos quedamos sorprendidos al enterarnos de la acusación del fiscal general de Estados Unidos, que acusa a las autoridades venezolanas de una participación directa en el tráfico internacional de drogas».

Además de sus intereses económicos en el sector energético, Moscú ha desplegado en el país caribeño especialistas y técnicos militares, mercenarios de los denominados grupo «Wagner» y ha firmado numerosos contratos de venta de armas.

Similar Posts

Leave a Reply