Lo último

Merkel pide «paciencia» a los alemanes y alarga las restricciones hasta el 20 de abril

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió este sábado «paciencia» a los alemanes. En su mensaje habitual de los sábados, les agradeció el seguimiento de las medidas de prevención impuestas contra la epidemia y reconoció que desconoce cuánto durará esta situación excepcional porque tampoco nadie puede realizar una predicción «a ciencia cierta» y el ritmo de los contagios «no nos dan aún ninguna razón para relajarnos o suavizar las reglas». El mensaje tuvo lugar después de que la población conociera que las medidas de restricción se prolongarán tres semanas más.

Coincide también con la pregunta que se hace el presidente de la conferencia de ministros de Interior de los 16 Estados federados, Georg Maier, en relación a las consecuencias sociales que tendrá un confinamiento prolongado. Maier ha exigido empezar a trabajar ya en un escenario de salida para la pandemia. Considera que «si las limitaciones de contactos se mantienen más de cuatro semanas llegaremos a un límite» y teme que la carga psicológica para la población sea entonces demasiado elevada y se disipe la aceptación de las medidas de aislamiento.

La respuesta, de momento, es tajante. «No hablaremos sobre cualquier tipo de alivio de las mismas antes del 20 de abril. Hasta entonces seguirán en vigor todas las medidas», afirmó ayer Helge Braun, ministro federal de la Cancillería. Las personas de edad avanzada deberán contar con un tiempo todavía más largo de aislamiento social que los jóvenes. «Hay algo común a todos los modelos y es que los mayores y enfermos crónicos en nuestra sociedad deben ser protegidos de manera eficaz contra infecciones hasta que exista una vacuna», subrayó Braun.

La velocidad de expansión del Covid-19 será determinante para el alivio de las restricciones, comenta Braun. «Si conseguimos ralentizar el aumento de la velocidad de infección hasta diez o doce días antes de que se dupliquen los casos, sabremos que vamos por el camino correcto», señaló el ministro, quien destaca que hasta ahora las cifras de casos se han ido duplicando cada tres días.

El Gobierno constató que la población sigue las recomendaciones de «modo ejemplar», por lo que en «unos días nos veremos recompensados por el éxito». El ministro reveló que el Ejecutivo sigue el modelo surcoreano que mezcla medidas eficaces y practica una política de test masiva para detectar infecciones.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos alemán, Klaus Reinhardt, es partidario de ingresar provisionalmente al mayor número posible de ancianos en residencias para la tercera edad, que se encuentran aisladas del mundo exterior desde hace semanas y en las que solo de manera muy rara se han registrado contagios. A diferencia de Italia y España, Alemania tiene un elevado número de ancianos que viven en residencias y no bajo el mismo techo con hijos y nietos, lo que eleva el peligro de infección. «Puede ser una ventaja decisiva en la lucha contra la pandemia», afirmó.

Similar Posts

Leave a Reply