Deportes

Muere Capón, un lateral de época en el Atlético

A los 72 años ha fallecido este domingo José Luis Capón (Madrid, 1948), histórico lateral izquierdo del Atlético. Su melena al viento y su bigote a lo Frank Zappa, como el de sus compañeros Salcedo y Ayala, forman parte de las estampas de la época más gloriosa del club rojiblanco. En sus 11 temporadas de colchonero, de 1969 a 1980, ganó dos Ligas (1973, 1977), 1 Copa de España (1976), una Copa Intercontinental (1975) y disputó la primera final de la Copa de Europa del club, perdida ante el Bayern de Múnich en 1974. Jugó 269 partidos con el Atlético y marcó ocho goles.

Su imagen, con el legendario capitán Adelardo sobre sus hombros sosteniendo la Intercontinental ganada al Independiente de Avellaneda, representa uno de los mayores momentos de gloria del club. “Soy del Atleti, porque me han parido del Atleti. Es un orgasmo llevar ese camiseta”, declaró en una de sus últimas entrevistas, concedida a una web de golf, deporte con el que soñaba que un día estableciera ligas por equipos para poder lucir el escudo del Atlético.

“Era un lateral espectacular, de fuerza, duro, y no era malo técnicamente. A Kubala le gustaba mucho y lo llevó a la selección. Fue un jugador muy identificado con lo que es el Atlético, un tipo alegre que lo daba todo en el campo y fuera. A mí me ayudó mucho cuando llegué al club en 1975”, le recuerda Luiz Pereira. Fue 13 veces internacional.

Procedente del Plus Ultra, por entonces club convenido con el Real Madrid, Capón, junto a su amigo, el extremo Salcedo, rechazó una oferta del Real Madrid. En sus dos primeras temporadas en el Atlético fue cedido al Reyfra, el antecedente del Atlético Madrileño, y al Burgos, aún se desenvolvía. Cuando regresó al Atlético heredó el puesto de Isacio Calleja y sus duelos con el madridista Amancio Amaro. La revista Don Balón le eligió mejor lateral de la Liga en 1972. “Hacía bien su trabajo defensivo y también subía, fue de los avanzados a su tiempo. Hubo alguna enrtada dura entre nosotros, pero sin más y sin mala intención. Nos llevábamos bien, después de retirarnos nos hemos visto muchas veces”, rememora Amancio. “En la final de la Copa Intercontinental hizo un partidazo, a Bertoni y a Bochini, que eran sus mejores jugadores, les comió la moral”, cuenta Miguel Reina, que no olvida las partidas de mus. “Le gustaba echar órdagos y como le conocíamos, nos dábamos mus aunque lleváramos buenas cartas. Él cortaba, tiraba el órdago y le cazábamos”, prosigue Reina, que tampoco se olvida de su bigote: “Era muy presumido, se lo retocaba mucho”.

Capón abandonó el Atlético en 1980 para jugar una temporada en el Elche, en Segunda División. Terminada su carrera, se colegió como agente de seguros en Alicante, pero regresó a Madrid, donde se hizo representante de la firma de relojes Maurice Lacroix, para la que trabajó más de 20 años.

Similar Posts

Leave a Reply