Lo último

¿Qué es el permiso retribuido recuperable?

Tras el anuncio del presidente Sánchez de la paralización total de la actividad, a excepción de la esencial, a partir del próximo lunes y hasta el jueves 9 de abril para intentar frenar los contagios, surge una nueva modalidad de trabajadores. Aquellos que se quedarán en casa a partir de este lunes pero que seguirán cobrando su sueldo a final de mes porque esas horas las tendrán que recuperar más adelante.

Es el «permiso retribuido recuperable» que anunció el presidente, mediante el cual los empleados que se encuentren en esta circunstancia recibirán su salario «con normalidad», e irán recuperando las horas perdidas de forma paulatina en el tiempo «mediante los convenios de empresas», según explicó el presidente, que señaló que la medida ya ha sido informada a sindicatos y empresarios.

En principio la medida anunciada solo tendrá vigencia dos semanas, es decir, que las 80 horas que no se trabajen en este periodo -teniendo en cuenta un contrato base de 40 horas semanales- tendrán que repartirse en función de las necesidades de la empresa y los acuerdos con los representantes sindicales hasta que acabe el año. «Cuando pase el estado de alarma, los trabajadores podrán negociar trabajar más hasta el 31 de diciembre para compensar las horas», detalló Sánchez. Este aplazamiento de la jornada supondría sumar aproximadamente 20 minutos al día en el resto del año para los empleados, pero habrá que esperar hasta que se confirme que esta medida solo tendrá vigencia las dos semanas anunciadas por Sánchez o si habrá una prórroga igual que ha ocurrido con el estado de alarma.

Sánchez asimiló este situación a adelantar los festivos de Semana Santa, donde las empresas del país cerrarían y darían vacaciones a sus empleados. En este caso no serán vacaciones pagadas, ya que el trabajador tendrá que devolver esas horas de forma progresiva en una fórmula que aún no ha sido concretada entre los trabajadores y los empresarios.

Lo más parecido que hay a esta nueva situación es la devolución de la jornada laboral de la Administración Pública, que cuenta con una bolsa de horas en las que las ausencias se van compensando con jornadas más extensas antes o después de haberse acogido a ellas. La diferencia principal es que en este caso no es una opción para los trabajadores ni para las empresas, que tendrán que cerrar a partir del lunes aunque esto afecte a su producción y a sus finanzas.

Por parte de los sindicatos CCOO y UGT apoyaron las nuevas restricciones sobre el trabajo en las actividades no esenciales y valoraron que el Gobierno apruebe un permiso retribuido para este periodo. Además, mostraron su disposición para negociar la recuperación de esas horas, «bajo el precepto de que es fundamental salvar el empleo y salvar las empresas».

¿Qué se considera actividad esencial?

En su comparecencia, el presidente no detalló a qué actividades se refiere exactamente con «esencial», que son las únicas que seguirán operando a partir del lunes. Hizo referencia a las indicadas en el real decreto del estado de alarma que entró en vigor el pasado 14 de marzo.

Así, se consideran servicios esenciales los referentes a la alimentación tanto de las personas como de los animales, la sanidad, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los medios de comunicación y los transportes públicos. 

También estará garantizado el suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo, así como de gas natural.

Es decir, un obrero dejará de ir a la obra, pero un enfermero tendrá que seguir yendo a trabajar. Asimismo, quienes tengan posibilidad de teletrabajar seguirán con su actividad normal.

Similar Posts

Leave a Reply