Las noticias

El recién nombrado ‘número 3’ de la Guardia Civil, imputado en un caso de abuso laboral

El recientemente nombrado nuevo ‘número 3’ de la Guardia Civil, el general de brigada Félix Blázquez, está siendo investigado por el Juzgado Togado Militar Central número 1 de Madrid en un caso de supuesto acoso laboral y prevaricación administrativa. Según confirman fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), que interpuso la denuncia en 2018, y según ha adelantado El Correo, los hechos se remontan al 2015, cuando Blázquez asumió la jefatura de la Zona 11 del Instituto Armado en el País Vasco. El asunto se conoce en medio de la gran crisis abierta entre la Guardia Civil y el Ministerio del Interior por los ceses, dimisiones y nombramientos precipitados tras la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos, hasta el domingo al frente de la comandancia de Madrid.

La denuncia, según fuentes de la AUGC, se debe a la situación vivida por un guardia al llegar a su puesto en Llodio, a finales de 2015. El agente habría tenido enfrentamientos con varios mandos y, en consecuencia, se le habrían abierto varios expedientes disciplinarios. Como en otras ocasiones de acoso laboral dentro de la Guardia Civil, el guardia habría recurrido al servicio de psiquiatría del cuerpo que calificó el caso como de “acoso laboral”. Según la denuncia de la AUGC; en total se le abrieron cuatro expedientes por faltas graves y uno por una falta muy grave entre junio de 2017 y abril de 2018, lo que le supuso perder el destino y multas que suman unos 15.000 euros.

Blázquez declarará como denunciado junto a dos comandantes, un capitán, un teniente y un cabo primero, todos ellos pertenecientes a diferentes unidades de la Comandancia de Álava. Fuentes del ministerio del Interior y de la Dirección General de la Guardia Civil explican que “el agente tiene cinco expedientes disciplinarios, dos archivados, uno en tramitación y dos que acabaron con sanción, una de ellas muy grave que, por ese motivo, no firma Blázquez sino directamente el director general de entonces, Félix Azón”. Además, recuerdan, “Blázquez no es su mando directo, no tiene relación ni personal ni laboral con él, sencillamente es el máximo responsable del puesto”. Las mismas fuentes aseguran que “al General de la Zona le corresponde la potestad disciplinaria en caso de faltas graves y por eso figura en la denuncia del guardia. Le han citado a declarar y para garantizar sus derechos asiste con abogado”.

En abril de 2019 el juzgado de Vitoria se inhibió a favor de la jurisdicción militar, por tratarse de un general, que se considera “aforado”. Y meses después, el juzgado militar de Madrid asumió el caso y notificó la denuncia a los mandos.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Similar Posts

Leave a Reply