Lo último

Cupra Ateca: Llegar y convencer con estilo

La llegada de la versión de altas prestaciones del Ateca ha sido la ocasión perfecta para lanzar la marca Cupra. Nuevos logotipos, el color bronce como imagen y carácter sport son el corazón de la nueva división deportiva de Seat, que en este 2020 estrenará dos modelos: el Cupra León, es decir, la versión deportiva de su ‘hermano’ en Seat, y el Cupra Formentor, un crossover nacido ya bajo el emblema de la nueva marca.

Todavía no habíamos podido conducir el Ateca Cupra en Valencia, y el resultado no es que sea bueno, sino excepcional. El motor es el dos litros turbo de gasolina con 300 CV que equipan también el León Cupra o el Golf en su versión R, es una versión de un motor muy utilizado por el grupo alemán en modelos de Audi, la gama Volkswagen e incluso el Porsche Macan, en este caso en versión de 265 CV. En el Ateca este motor se une a la tracción total con un cambio automático de siete marchas. El conjunto es ligero para ser un SUV con algo más de 1.600 kilogramos. El resultado son unas prestaciones de infarto, con 247 kilómetros por hora de velocidad punta y 4,7 segundos para acelerar de cero a cien por medio de un ‘control de salida’.

Sobre el papel pinta de maravilla, pero queremos comprobar como va en el día a día, y lo primero que nos gusta al acercarnos al coche es su color. El gris original de Cupra es el que mejor le sienta al modelo. Le da aspecto lujoso y «muy alemán». Lejos están los Seat deportivos de color amarillo o verde kiwi… a esta carrocería gris le sientan bien los toques en tono bronce, tanto en el logo como en las llantas. En el exterior destacan los frenos Brembo, una opción de 2.500 euros que resulta muy atractiva. Por fuera no hay un solo cromado, y todas las piezas plásticas están acabadas en negro brillante. Las letras CUPRA aparecen en la parte inferior del faldón delantero y en el portón posterior, acompañando al nuevo logotipo, aunque sin mención del modelo del que se trata, el Ateca.

Por dentro nos encontramos con el espacio habitual en este SUV, muy amplio por sus formas cuadradas, y eso que mide 4,37 de largo, poco para este tipo de coche. Asientos en alcántara, volante de cuero y tapizados oscuros nos trasladan a un ambiente elegante y deportivo.

Arrancamos y, aunque el sonido del motor y del escape son latentes, el Cupra Ateca es un coche cómodo, más que el León equivalente, ya que tiene mayor recorrido de suspensiones. Esta es de dureza regulable y, entre este detalle y el cambio de siete marchas, el coche se siente cómodo en cualquier momento. En autovía tiene velocidad y aplomo a raudales, pero es cuando llegan las curvas cuando despiertan todas sus virtudes. La tracción total es una de ellas, y es que cuatro ruedas son mejor que dos para llevar 300 CV hasta el suelo. El coche traza por donde le decimos sin mayores pegas. La segunda sorpresa es para las pocas inercias que presenta el Ateca. Con un peso ajustado y las ruedas bien posicionadas en las esquinas, este SUV se inclina poco sin recurrir a un chasis excesivamente duro, y proporciona una buena sensación de control al volante. Este es su aspecto más destacable: prestaciones, confort, dinamismo, espacio y tecnología.

El precio del Cupra Ateca ronda los 45.000 euros. Las buenas noticias es que ahora mismo hemos visto unidades nuevas desde los 34.000 euros con las habituales fórmulas de financiación, una oferta irrechazable y un gran estreno para la nueva marca española de deportivos.

El nuevo Ateca y el actual León comparten plataforma y mecánica.

El nuevo Ateca y el actual León comparten plataforma y mecánica. / A.A.

Similar Posts

Leave a Reply