Lo último

Ágatha: «Hasta un confinamiento puede ser muy romántico»

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada quiere abanderar un nuevo movimiento el de ‘las alegres divorciadas’ y es que tras su separación hace cuatro años de Pedro J. Ramírez tras tres décadas de matrimonio quiso ‘reciclarse’ en las lides amatorias con el empresario Luis Miguel Rodríguez al que paseó por todos los photocalls e incluso se llevó a ver las pirámides de México. Y aunque le divertía, y le ayudó a curar las heridas, las continuas infidelidades de Luismi, alías ‘El chatarrero’, le abocaron a una ruptura que anunció en su último desfile de la pasarela Cibeles, el pasado enero.

La diseñadora no le invitó y además le pidió expresamente que no acudiera. Un par de meses después conocía a Luis Gasset en una cena en La Parra, un clásico restaurante del barrio de Chamberí, que organizó una amiga en común, Olivia Herbosch. Allí saltó la chispa, pero el estado de alarma lo enfrió y Ágatha se confinó en su finca a las afueras de Madrid con su hijo Tristán.

Rodeada de sus perros, sus gallinas… recibió la triste noticia de que Luis había enfermado de Covid-19 y estaba en la UCI. La diseñadora estuvo muy pendiente de su evolución y como ella misma dice «hasta un confinamiento puede ser romántico». Hace unas semanas ya en la Fase 1 regresó a la capital para continuar con su trabajo y recuperar el tiempo perdido con Luis. Ambos han salido a cenar en las últimas semanas y se están conociendo. De hecho, aún hay amigos de la diseñadora que no lo conocen.

Aunque ella prefería de momento guardarlo en secreto, unas fotografías de ambos paseando hace unos días por Madrid -y que ha llevado la revista ‘¡Hola!’ a su portada de esta semana-, han acabado por descubrir esta incipiente relación. «Luis es tan guapo que tengo miedo de quedarme sin clientas», confiesa la diseñadora a este periódico. «Aún estamos en fase 0.5 a ver si llegamos a la 2», bromea. Hace poco conoció a sus dos hijas mayores, de 18 y 20 años, que viven con él.

A una de ellas ya le ha regalado un diseño suyo por su cumpleaños. Gasset es un ejecutivo guapo, elegante y conocido entre la jet de la capital. En la actualidad es director general de la joyería y casa de subastas Ansorena. Antes estuvo trabajando como CEO en firmas de lujo como Loewe o Bulgari y fue vicepresidente de Qatar Airways.

Se quedó viudo hace cuatro años y tuvo una relación seria con una americana, pero la cosa tampoco funcionó. De momento ha sido muy bien acogido por el entorno de la diseñadora, aunque el tiempo dirá si la cosa funciona, y sobre todo si supera la exposición mediática que supone salir con Ágatha, y si, además, es capaz de conciliar lo de estar con una viajera incansable que va poniendo su arcoíris por todo el mundo.

Similar Posts

Leave a Reply