Las noticias

La frontera de Gibraltar reabre a residentes de ambos lados tras el conflicto sobre la desescalada

Colas en la frontera de Gibraltar unos meses antes de que el paso sufriese las restricciones del confinamiento por la crisis del coronavirusColas en la frontera de Gibraltar unos meses antes de que el paso sufriese las restricciones del confinamiento por la crisis del coronavirusMARCOS MORENO

Ha sido el periodo más largo y duro de restricciones en la frontera de Gibraltar, desde los 13 años que estuvo cerrada a cal y canto (de 1969 a 1982) por cuestiones políticas. En este caso ha sido la crisis del coronavirus la que ha provocado que el paso que cada día suelen atravesar entre 25.000 y 30.000 personas haya estado con limitaciones de movimientos durante tres meses. Después del entuerto originado este pasado lunes sobre la forma de abordar la desescalada, este miércoles el Ministerio del Interior y el Gobierno del Peñón han acordado recuperar el tránsito para residentes a ambos lados de la frontera.

En una medida de aplicación inmediata, ciudadanos en España y residentes británicos y de la Unión Europea en Gibraltar podrán volver a pasar con libertad por la Verja. Hasta ahora y desde que se estableció el estado de alarma en España, la Policía Nacional limitaba el tránsito por la frontera de la colonia a trabajadores transfronterizos, ingleses con residencia en España y personas con causa mayor justificada, pese a que Interior eximió el pasado 16 de marzo tanto a Gibraltar como a Andorra de las restricciones en las fronteras terrestres, dada su singularidad.

Ha sido el propio ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, el que ha confirmado que la situación se ha desbloqueado después de hablar con el ministro de Interior español. “Quiero expresar mi más sincero agradecimiento a Fernando Grande-Marlaska por su apoyo y su intervención en este asunto. Conozco a muchas personas que llevan semanas deseando ver a sus seres queridos y esta decisión permite transitar prácticamente de la misma forma que antes”, ha explicado Picardo a través de un comunicado.

“La clave era la necesaria reciprocidad”, explican fuentes de Interior a EL PAÍS, que confirman que dicho acuerdo se ha producido con aplicación inmediata. Desde esta mismo miércoles, la policía española en la frontera permite el paso a los residentes de ambos lados, según han explicado usuarios habituales de la Verja. La recuperación del paso permite recuperar la estrecha relación social y económica —no sin sobresaltos y disensiones históricas— que mantienen unas 96.600 personas (los 62.900 habitantes de La Línea de Concepción y los 33.700 del Peñón, sin contar a los vecinos de otras localidades cercanas).

Para poder cruzar a España, a los residentes en Gibraltar se les solicita poseer un documento de identidad gibraltareño o un permiso de residencia. Además, se les exige que cumplan con todas las medidas establecidas para la fase 3 de la desescalada en la que se encuentra en estos momentos la provincia de Cádiz. El cierre de la frontera cercenó la posibilidad de muchos habitantes del Peñón de salir al Campo de Gibraltar a actividades cotidianas para ellos, como acudir a segundas residencias o hacer la compra en mercados o supermercados de La Línea y otras localidades limítrofes. La medida tendrá reciprocidad para los españoles que quieran acudir al Peñón ya que, desde mediados de mayo, la colonia les permite la entrada.

La conversación entre Marlaska y Picardo cierra un entuerto que se desató el pasado lunes cuando Interior explicó que el paso por la frontera estaba permitido para los residentes. Sin embargo, en el paso siguieron aplicándose las mismas restricciones y fuentes de la Policía Nacional aseguraron que mantenían los férreos controles ya que no habían recibido una orden escrita que los diese por finalizados. Finalmente, la Administración prefirió esperar para recuperar el tránsito a consensuar un plan de desescalada en la Verja.

Con el fin de esta limitación de movimientos —que no afectaba a los empleados transfronterizos, unos 14.322 antes de la pandemia, 9.090 españoles, según estimaciones del Gobierno de Gibraltar— el paso recupera en buena medida la normalidad. Con todo, aún no está permitido el movimiento de personas que no sean residentes de la zona, lo que impide la recuperación del turismo internacional, una de las vías de ingreso de Gibraltar, ya que las fronteras de España siguen cerradas a visitantes extranjeros hasta el próximo 1 de julio.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Buscador: La desescalada por municipios

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Similar Posts

Leave a Reply