Los pescadores de los buques españoles deberán formalizar su contrato por escrito

Barco de pesca en el Puerto de Bermeo (Bizkaia).Barco de pesca en el Puerto de Bermeo (Bizkaia)./ Europa Press

El Gobierno aprobó este martes en el Consejo de Ministros a través de un real decreto una serie de mejoras en las condiciones de trabajo del sector pesquero en sintonía con la directiva comunitaria, y con las que pretende elevar el nivel de protección de los pescadores de los buques españoles. Entre ellas destaca la formalización del contrato de trabajo por escrito y el deber de informar a la persona trabajadora de los aspectos esenciales del contrato.

“Con esta aprobación se transmite una señal clara e inequívoca a países no comunitarios titulares de grandes flotas pesqueras para que esa competitividad no se haga depender de una inadecuada protección de los trabajadores del sector pesquero que con esta norma siempre y en cualquier caso tiene que quedar garantizada”, aseguró la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Montero explicó que la mejora de las condiciones laborales del sector se llevará a cabo “de forma armonizada” con el resto de Estados miembros de la Unión Europea, “reforzando por tanto el mercado interior y la dimensión social de la norma europea”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, calificó la aprobación del real decreto como “tremendamente interesante”, y alabó el “excelente” trabajo realizado por el departamento de Trabajo y Economía Social, respaldado por Agricultura, Transportes e Inclusión y Seguridad Social.

Alojamiento y atención médica

Además de la formalización contractual, el paquete de mejoras incorpora el establecimiento de unas condiciones mínimas en materia de alojamientos de la tripulación (referidas entre otras a su ventilación, calefacción, refrigeración e iluminación), así como la introducción de un derecho a la repatriación al país de residencia en caso de que la relación laboral se suspenda temporalmente o se extinga definitivamente. Del mismo modo, se garantiza el derecho del trabajador a la atención médica, especialmente en los casos de desembarco en puerto extranjero, y no se permite el trabajo nocturno a menores de 18 años.

Con este paso el Ejecutivo culmina la transposición de la directiva comunitaria 2017/159, adoptada el 19 de diciembre de 2016, aunque se trate de un paso previo para la ratificación del Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el trabajo en la pesca.

Leave a Reply