Audi actualiza el Q5: un diseño más distintivo y conectividad de primera clase

El Audi Q5 ha sido uno de los SUV premium de tamaño medio más vendidos en el mercado europeo durante años. Y ahora, Audi lo actualiza con las últimas novedades de diseño y tecnología de la marca, para que sea aún mejor y más atractivo. El nuevo Audi Q5, que llegará a los mercados internacionales en otoño de 2020 con un precio para España que parte desde 51.980 euros. combina un carácter deportivo con una excelente versatilidad para la utilización cotidiana, e incluye una amplia gama de sistemas de asistencia a la conducción y opciones de infotainment. El diseño exterior más estilizado enfatiza la identidad Q de este exitoso modelo, que cuenta con grupos ópticos traseros con tecnología OLED digital como primicia mundial.

El diseño exterior del Audi Q5 se caracteriza por una fuerte identidad Q, que expresa potencia, robustez y seguridad. Con la actualización, los diseñadores de Audi han potenciado aún más esta apariencia con una serie de detalles distintivos. La parrilla Singleframe octogonal se presenta ahora más ancha y tridimensional, mientras que las entradas de aire laterales son más altas y están flanqueadas por molduras con forma trapezoidal. La sección superior de los faros LED cuenta con una nueva firma lumínica para la luz diurna. En su vista lateral, el Q5 parece ahora más ligero, gracias al rediseño de los faldones. En la parte trasera se incluye un nuevo elemento decorativo entre los grupos ópticos, así como un difusor de nuevo diseño con una aleta horizontal.

Las formas horizontales que predominan en el diseño interior transmiten sensación de amplitud y ligereza. Una escultural y elegante moldura separa la sección superior e inferior del salpicadero, con especial protagonismo para la pantalla del sistema MMI touch, que cuenta con respuesta acústica. El lugar de la consola central donde anteriormente se ubicaba el pulsador giratorio de control está ocupado ahora por un práctico espacio para el almacenamiento de objetos.

Los clientes del Audi Q5 también pueden elegir entre tres firmas lumínicas diferentes para los grupos ópticos traseros, cada una con su propia secuencia al abrir o cerrar el vehículo. Al seleccionar el programa dynamic en el Audi drive select, se adopta otra configuración específica para ese modo. Los grupos ópticos traseros OLED también cuentan con detección de proximidad. Si un usuario se acerca a menos de dos metros de la parte trasera de un Audi Q5 parado, todos los segmentos OLED se iluminan; al iniciarse de nuevo la marcha, vuelven a su diseño original. La gama de funciones de los faros traseros OLED se completa con los intermitentes dinámicos. De serie, el Audi Q5 incluye faros LED con la posibilidad de equipar opcionalmente los faros Matrix LED (de serie en los acabados S line o Black line) con una luz de carretera inteligente y adaptativa que ofrece mayor seguridad y confort durante la conducción sin deslumbrar al resto de usuarios sobre el asfalto.

El espacio interior es amplio, pero el volumen del maletero más, ya que puede variar entre 550 y 1.550 litros. El piso de la zona de carga cuenta con una alfombrilla plegable de serie; además, también equipa de serie el portón de accionamiento eléctrico.

Concretamente, detrás del nuevo sistema de control y manejo del Audi Q5 se encuentra una nueva unidad principal, la tercera generación de la Plataforma Modular de Infotainment (MIB 3), que ofrece una potencia de cálculo diez veces superior a la de su predecesora, la MIB 2. La pantalla central del MMI touch, de 25,5 cm (10,1 pulgadas), es de serie en el Q5. La estructura de sus menús, con una interfaz de usuario intuitiva, hace que sea muy fácil de manejar, y permite la búsqueda mediante texto libre. El conductor tiene la posibilidad de introducir caracteres y letras de forma manual o utilizar el control por voz, que entiende una amplia gama de términos del lenguaje cotidiano. En combinación con el MMI Navegación plus, de serie desde el acabado Advanced, se incluyen los servicios de navegación e infotainment de Audi connect y se permite que el sistema de control por voz también pueda acceder a la nube, para una mayor flexibilidad.

A nivel de instrumentación, también se ve actualizado el Audi Virtual cockpit plus, que es de serie desde el acabado Advanced, con una pantalla digital de alta resolución de 31,2 cm (12,3 pulgadas) que ofrece tres modos de visualización, seleccionables desde el volante multifunción. Opcionalmente también se puede equipar una instrumentación head-up display.

Rendimiento potente con bajas emisiones

El SUV premium llega al mercado europeo en la versión Audi Q5 40 TDI, con un potente motor turbodiésel de 2 litros y cuatro cilindros que rinde 204 CV y un par máximo de 400 Nm. El cárter de aluminio pesa aproximadamente 20 kilogramos menos que el del motor anterior, mientras que el cigüeñal es unos 2,5 kilogramos más ligero.

El sistema Mild Hybrid (MHEV) contribuye al bajo consumo de combustible. Un alternador de arranque (BSG) proporciona energía al sistema eléctrico de 12 voltios, que cuenta con una compacta batería de iones de litio. El BSG recupera energía durante las frenadas y la almacena en la batería. El sistema MHEV permite que el Audi Q5 pueda desplazarse en modo de marcha por inercia con el motor desconectado y hace posible que el sistema start-stop se active desde velocidades inferiores a 22 km/h. En conjunto, la mejora en eficiencia se cifra en un ahorro de alrededor de 0,3 litros de combustible cada 100 kilómetros. El Audi Q5 40 TDI acelera de cero a 100 km/h en 7,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 222 km/h.

El potente motor diésel no solo es eficiente, sino también limpio: cumple los requerimientos de la última normativa de emisiones Euro 6d-ISC-FCM, así como la norma EU 6 AP. Las emisiones de óxido de nitrógeno se reducen de forma significativa gracias a un nuevo sistema SCR dual con doble inyección de Adblue. La solución de urea se añade al flujo de los gases de escape antes de los dos catalizadores SCR dispuestos en serie. Tras el lanzamiento se añadirán a la gama nuevos motores: una versión más del TDI de cuatro cilindros, y dos motores TFSI de 2 litros y 4 cilindros. El exitoso Audi Q5 TFSIe con propulsión híbrida enchufable también volverá a contar con dos variantes de potencia.

En el Audi Q5 40 TDI la fuerza del motor se transmite al sistema de tracción integral quattro con tecnología ultra a través de un cambio S tronic de siete velocidades. En condiciones normales la potencia se envía a las ruedas del eje delantero. Si la tracción a las cuatro ruedas resulta necesaria, por ejemplo, en condiciones de baja adherencia o al conducir de forma dinámica, dos embragues conectan las ruedas traseras en fracciones de segundo. En muchas situaciones esto sucede de forma predictiva, siempre con los mejores resultados en términos de tracción y rendimiento.

Leave a Reply